El mundo de los deportes no solo vive de los fanáticos que visitan los recintos en donde se realizan los eventos cada semana. Las transmisiones televisivas y a través de internet representan unas de las principales fuentes de ingresos de los torneos en todo el mundo. Es por ello que los eventos transmitidos de forma pirata siempre son perseguidos y sacados de circulación. En ese sentido, queremos hablar específicamente de los mecanismos para combatir las transmisiones ilegales que ocupan en La Liga.

El torneo de futbol español ocupa los primeros puestos de audiencia en todo el mundo, sin embargo, las transmisiones piratas son su primer enemigo a vencer. Para ello, cuentan con 3 tecnologías que se encargan de evitar retransmisiones no autorizadas.

¿Cómo hace La Liga para combatir las transmisiones ilegales?

Fuente de la imagen: La Liga.

No es un secreto que en internet abundan sitios en donde podemos ver cualquier partido de futbol sin pagar nada. Estas transmisiones son ilegales y sacarlas de circulación no es tan sencillo como bloquear el servidor. En estos momentos, la presencia de los canales de IPTV complican el asunto porque al realizar un barrido de los servidores, se podrían afectar a los canales autorizados. Es por ello que, La Liga ha implementado 3 tecnologías para combatir las transmisiones ilegales de sus partidos, creadas por su división de Protección de Contenido.

De esta manera, tenemos en primer lugar a Marauder, un sistema capaz de rastrear y geolocalizar la ubicación de los sitios ilegales. No solo eso, al capturar la información es capaz de generar un mapa, proporcionando una forma gráfica de localizar los puntos. Seguido de Marauder llega Lumière, cuya función es recopilar las evidencias de las transmisiones ilegales. Este sistema captura datos que sirven como soporte para la investigación y los firma electrónicamente, tal y como lo haríamos en una investigación manual.

Fuente de la imagen: La Liga.

Por último y sumamente importante llega Blackhole, capaz de obtener información sobre los servidores que hacen funcionar las transmisiones ilegales. Adicionalmente, puede capturar imágenes en tiempo real de estos sitios. De esta forma, Blackhole permite apuntar directamente a las páginas no autorizadas y sacarlas de circulación desde la raíz. Por si fuera poco, también se trabaja en un sistema llamado Neko cuya función será automatizar las denuncias a las transmisiones ilegales.

De acuerdo con las cifras del año anterior, La Liga eliminó alrededor de un millón de videos de YouTube y cerraron más de 500 aplicaciones que retransmitían sin permiso. Además, se habla de alrededor de 40.000 páginas que fueron dadas de baja por la misma causa. Tomando en cuenta esto, las transmisiones ilegales de partidos de La Liga de cara al 2022 será muchísimo más difícil con las tecnologías implementadas.

Escribir un comentario