El Internet es una herramienta que le ha facilitado la vida a la humanidad. Este invento logró facilitar comunicaciones, informaciones, entretenimiento, entre otras cosas. Como la mayoría de cosas en la vida también tiene su parte negativa. Navegando en sus redes se pueden encontrar ciberataques, acoso digital y estafas web. Pero, ¿qué pasa cuando se navega en lo profundo del Internet? En este artículo te lo explicamos.

Más allá de que en la primera capa del Internet se puedan encontrar cosas que se calificarían como ilegales, existen otras capas donde lo oculto genera pánico y terror. Los navegadores de Internet tradicionales solo dejan que navegues por una parte de la red, mientras que otros te dan acceso a la Deep Web, Dark Web y Darknet.

Deep Web, la Internet oscura por defecto

La capa más conocida después del Internet tradicional es la Deep Web, que su traducción vendría a ser Internet profunda. Su definición es muy sencilla, es todo el contenido que no está indexado por motores de búsqueda como Google. Este sector de la red también se usa para las áreas privadas de las empresas, la zona de usuario de una operadora o la web privada de una universidad. No todo el contenido en la Deep Web es ilegal.

La razón por la que la Deep Web esta oculta en los motores de busqueda habituales es porque se utilizan dominios con extensión .onion, por lo que no hay registro de estos dominios por parte de un servidor DNS. En lugar de emplear el protocolo UDP/IP para la identificación de páginas web, como en la Internet superficial, en la Deep Web se repiten por un ramal.

También existen varios mitos sobre la Deep Web que no son realidad. Se afirmaba que esta capa era más grande que el Internet superficial, la compañía Recorded Future confirma que es el 0,005% de la web visible. Otra de los afirmaciones que se suelen ver en las redes es que navegar por estos servidores es ilegal, aunque no sea cierto hay páginas que te pueden llevar a problemas legales.

Dark Web, la entrada a lo ilegal en Internet

Para ingresar en la Dark Web se utiliza el navegador TOR, uno que sirve para que el usuario sea anónimo. El 68% de los contenidos de la Dark Web de Tor eran ilegales, según una evaluación del grupo Intelliagg. El resto de las personas que no busca ese contenido lo utiliza para ocultar su dirección IP, datos relacionados con su equipo y sus datos de navegación.

Se recomienda discreción en las personas que navegan en la Dark Web sin son vulnerables o fáciles de impresionar. De manera muy sencilla se pueden encontrar videos de sexo explícito e infantil, mutilaciones, violaciones y asesinatos. También venta de órganos, drogas, armas y como crear las mismas, trata de humanos, servicios para la contratación de robos y sicarios. Muchos de los usuarios que entran se topan con este contenido sin siquiera buscarlo.

Hay que tener en cuenta que muchas de las páginas en esta profundidad del Internet no tienen contenido real. Alguna de ellas solo buscan captar tu atención mediante la provocación y el morbo para que hagas click o dejes tus datos bancarios.

Foto: Pixabay

Darknet, un escalón más del Internet profundo

Aunque muchos confunden la Darknet con la Dark Web, estas se diferencian en que la primera son las redes específicas como TOR que alojan las páginas que tienen el contenido. Las darknets más conocidas, además de la ya mencionada, son la red friend-to-friend Freenet, I2P o Invisible Internet Project con sus Eepsites con extensión .i2p o ZeroNet. con sus múltiples servicios.

Otro aspecto que pasa por debajo de la mesa cuando se habla de esta parte del Internet es que el contenido que se puede encontrar en ellas también puede aparecer en las redes convencionales. Las drogas se han puesto a la venta a la vista de todos en plataformas como Instagram o Tinder. Los videos “gore” han aparecido en Youtube, Twitter y otras redes menos conocidas en la primera capa.

Cada vez parece más cercano el día en que la Internet “limpia” conviva con la profunda. Las diferencias se han recortado y el misterio por la Deep Web, como por las demás redes que la compone, se va desvaneciendo.

Escribir un comentario