Son pocos los primeros recuerdos de cosas cotidianas que tenemos, al pasar la edad estos suelen desaparecer. Es poco probable que recuerdes el momento que se cayó tu primer diente o del primer juguete que te regalaron. Otro ejemplo es saber la situación que te hizo sentir más cómoda una mano que la otra, siendo esta la que mejor dominas. ¿Por qué somos diestros o zurdos? Una pregunta compleja que te explicaremos en este artículo.

Para empezar, hay que excluir a las personas ambidiestras, ese pequeño porcentaje que pueden utilizar la mano derecha e izquierda con la misma habilidad. Un dato importante también es que el 85% de las personas son diestras, y no hay ni un país en el mundo donde los zurdos sean mayoría.

A través de la historia las personas que son zurdas han sufrido discriminaciones. Desde lo más básico como no poder encontrar utensilios de trabajo adecuados a ellos, hasta ser mirados de forma despectiva en la antigüedad. El mayor ejemplo es el del rey Jorge VI de Inglaterra, quien siendo zurdo tuvo que aprender a manejar la mano derecha para no ser “mal visto”.

Al pasar de los años estas discriminaciones han ido desapareciendo, pero los científicos todavía se encuentran investigando lo que hace a una persona derecha o zurda. Además, muchos científicos han estudiado el porqué hay más diestros que zurdos.

¿Tenemos una mano dominante antes del nacimiento?

Un estudio publicado en la revista Neuropsychologia concluyó que esta destreza puede notarse en las primeras etapas del desarrollo. En la investigación se demostró que los fetos muestran una preferencia de mano en el útero, esto al tener una preferencia con la mano que se llevan a la boca.

Aunque no existe un gen para diestros o zurdos, investigadores de la Universidad de Oxford analizaron el ADN de unas 400.000 personas en el Reino Unido y encontraron que cuatro regiones del genoma están generalmente asociadas con la zurdos, con tres de las regiones involucradas en el desarrollo y la estructura del cerebro.

Los diestros predominaron en la historia

Si bien en la actualidad es sencillo realizar un censo que determine que la mayoria de las personas son diestras, es complicado saber si esto siempre fue así. Natalie Uomini, científica senior del Instituto Max Planck para la Ciencia de Historia Humana en Alemania, detalló cómo saben los investigadores cuál es la mano determinante según la época.

La primera de las razones por las que los diestros predominaron en la antigüedad es por las herramientas. Un estudio puede determinar cómo se sujetó la herramienta y cómo se usó tomando en cuenta su desgaste. También pueden mirar la dirección de los arañazos diagonales en los dientes fosilizados para ver qué mano usaban las personas para arrancar la carne. Según estas investigaciones de la ciencia, los diestros dominan en el mundo desde hace más de 500.000 años.

Foto: Pixabay

¿Se acerca la desaparición de las personas zurdas?

Este registro histórico puede determinar que la mayoría diestra es gracias a la evolución y las ventajas de tener esta mano como la dominante. Según los investigadores del estudio, hay una posibilidad de que los zurdos desaparezcan.

Las personas zurdas tienen más desventajas que las diestras. Los humanos con esta mano dominante sufren con mayor frecuencia de accidentes laborales y están más relacionadas con las discapacidades del aprendizaje, según Uomini.

La contraparte de esta presunta futura desaparición es la hipótesis de la lucha. Esta teoría explica que la “rareza” de ser zurdo era una ventaja en la antigüedad porque la mayoría de la gente estaba acostumbrada a luchar contra los diestros. Esta ventaja se ha demostrado, según la ciencia, en la actualidad, principalmente en deportes y en el mundo artístico. Esto significaría que en la evolución también serían importantes las personas con esta mano predominante para las tareas habituales.

Escribir un comentario