Todos los años, en la época decembrina, la mayoría de las familias adorna el famoso árbol de Navidad. Es una de las principales representaciones de esta festividad que celebra el nacimiento del niño Jesús y está lleno de simbolismos relacionados, desde la estrella de Belén como los frutos de la tentación, los cuales van representados con las esferas navideñas.

Sin embargo, la verdad es que el origen del árbol de Navidad es mucho más antiguo que incluso el nacimiento de Cristo. Hoy te contamos sobre varias culturas que utilizaban este símbolo para sus propias tradiciones.

Un montón de tradiciones paganas

Las saturnalia, las fiestas más desenfrenadas de la Antigua Roma: eran el  mejor día del año
Representación de Saturnalia, la festividad romana que celebraba la eternidad

Antes de la expansión del cristianismo, muchas otras religiones y culturas utilizaban árboles decorados para representar sus propias festividades.

Por ejemplo, los egipcios llenaban sus casas con arbustos de palmeras verdes durante la Primavera como símbolo del triunfo de la vida sobre la muerte; los babilonios dejaban regalos en ellos; los romanos celebraban el solsticio de invierno durante una festividad llamada Saturnalia, en honor al dios Saturno de la agricultura, decorando sus casas con ramas de hoja perenne; y los druidas utilizaban ramas para celebrar la eternidad.

Como verás, los árboles siempre han sido considerados como representaciones de la vida en muchas culturas, y además celebraban la llegada del invierno porque simbolizaba que los días soleados cada vez estaban más cerca.

Tradiciones nórdicas

El Yggdrasil, el árbol de la vida en la mitología nórdica
Ilustración de Yggdrasil

Por ejemplo, durante el invierno al norte de Europa se utilizaba un fresno adornado llamado Yggdrasil, que simbolizaba al árbol del Universo, para celebrar el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad.

Los nórdicos creían que en las copas de este árbol se encontraba Asgard, la morada de los dioses, en donde residía también Odín, el dios principal de la mitología nórdica. En sus ramas estaban los siete reinos y, en sus raíces, se encontraba Helheim, que es el reino de los muertos.

Llegan los cristianos

La Navidad a través de las épocas - Enciclopedia de la Historia del Mundo

Cuando los cristianos descubrieron este concepto, en Alemania alrededor del siglo XVI, comenzaron a adaptar dichas costumbres a su propia religión. Así, incluían a los árboles decorados dentro de sus hogares

Se cree que fue Martín Lutero, líder de la Reforma Protestante, quien incluyó velas encendidas en un árbol, simbolizando con ellas la luz de cristo y las estrellas. San Bonifacio también tomó la idea de Yggdrasil pero la modificó, plantando un pino que simbolizaba el amor de Dios.

Así, poco a poco el árbol de Navidad se comenzó a llenar de simbolismos relacionados con el cristianismo. Su forma triangular representa la santísima trinidad; las luces representan la luz de Jesús; las esferas serían la manzana prohibida; los lazos simbolizarían la unión familiar: y la estrella sería la estrella de Belén, que simboliza la fe.

¿Conocías el origen del árbol navideño y sus simbolismos? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Escribir un comentario