Los dientes son una de las zonas más sensibles de nuestra boca, especialmente en los niños que tienen dientes de leche. Por ello, la misión de los padres es velar por la salud bucal de sus hijos en las primeras etapas de su vida. Mientras que la misión de los científicos es detectar y atacar ciertas patologías como los dientes calcáreos, y que impiden el logro de un estilo de vida sano.

¿Qué son los dientes calcáreos?

100-Year-Old Mystery of Children's “Chalky Teeth” Explained – Affects 1 in  5 Children
Créditos: SciTechDaily

Aunque no existe una definición técnica, algunos científicos indican que los “dientes calcáreos” son esas manchas de esmalte de colores marrones y amarillentos, que presentan uno de cada cinco niños. Generalmente, los niños con esta condición sólo experimentan dolor molar. Pero su presencia puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de caries, abscesos y otros problemas de ortodoncia a futuro.

Hasta hace poco, los dientes calcáreos eran considerados una “condición médico-dental” que se producía por la formación de células de esmalte defectuosas. Sin embargo, no se entendía como esta falta de mineralización afectaba a unos pocos dientes y a otros no. Ya que, si se trataba de un problema celular, debía afectar a todas las piezas dentales por igual. 

Afortunadamente, los investigadores de The D3 Group y la Universidad de Talca en Chile, han arrojado luces a esta investigación de más de 40 años. Ello a través de su estudio sobre los mecanismos que causan la hipomineralización molar en niños, la cual constituye el tipo más común de dientes calcáreos.

El origen de los dientes calcáreos en niños

Fotografía De Primer Plano Y Enfoque Selectivo De Cepillo De Dientes Con Pasta De Dientes
Vía Pexels

Michael J. Hubbard y su equipo informan que los molares calcáreos surgen cuando el esmalte está contaminado por albúmina. La albúmina es una proteína que se encuentra tanto en la sangre como en el líquido tisular que rodea los dientes, y favorece la filtración de sustancias. Aunque en exceso, puede ocasionar un bloqueo de los minerales que se hace visible a través de “manchas”.

La albúmina se filtra ocasionalmente en los puntos débiles de los dientes, se une a los cristales minerales del esmalte y bloquea su crecimiento”. 

Mike Hubbard, profesor de investigación de la Universidad de Melbourne

Con respecto a los niños, existen varios tipos de dientes calcáreos. Pero los más comunes son los que se desarrollan en los molares, pues son las piezas dentales más difíciles de limpiar. A esta “infección” en el molar se le conoce como hipomineralización molar, y aumenta en un 50% las probabilidades de sufrir una caries severa que no puede ser atacada con tratamientos convencionales.

Los dientes, un reflejo de la salud del niño

Foto En Escala De Grises De Un Niño Pequeño Sonriendo
Vía Pexels

Los investigadores sospechan que este exceso de albúmina no es provocada por traumas infantiles, como se había estudiado en investigaciones anteriores, sino por enfermedades. Siendo precisos, enfermedades rutinarias del bebé, como la fiebre; o problemas nutricionales. 

Algo que notó el profesor Hubbard cuando analizó la cantidad de niños con dientes calcáreos que también presentaban caries. Por lo que, esta nueva vía de investigación podría contribuir a eliminar la mitad de las caries dentales en niños, las cuales son  causadas por dientes calcáreos mal tratados.

Todavía no podemos evitar que se desarrollen dientes calcáreos en primer lugar, pero si los profesionales de la salud los detectan temprano, cuando entran por primera vez en la boca, los dentistas generalmente podemos salvarlos”

Vidal Pérez, dentista pediátrico e investigador de la Universidad de Talca

Por tanto, The D3 Group se enfocará por el momento en determinar las causas subyacentes que pueden generar esta deficiencia nutricional en niños. Así como promocionar sus hallazgos entre los dentistas y los padres de los niños, para que todos puedan estar atentos a los dientes calcáreos antes de que generen un problema bucal grave.

Referencias:


A Breakthrough in Understanding the Pathogenesis of Molar Hypomineralisation: The Mineralisation-Poisoning Model  http://dx.doi.org/10.3389/fphys.2021.802833

Escribir un comentario