La relación entre los dinosaurios y la arqueología es tan antigua como la prehistoria. Pero entre todos descubrimientos recientes en torno a estas criaturas, el más impresionante es sin duda el de Baby Yingliang, un embrión exquisitamente preservado dentro de un huevo fosilizado. 

Un descubrimiento que debe atribuirse a Lida Xing, Kecheng Niu, Waisum Ma, Darla Zelenitsky, Tzu-Ruei Yang y Stephen Brussate, integrantes del equipo de exploración conjunto de la Universidad de Birmingham y la Universidad de Geociencias de China. Los cuales no solo dieron con este extraordinario espécimen, sino que crearon una reconstrucción de su imagen .

El embrión fosilizado más perfecto de todos 

Baby Yingliang | Créditos: Lida Xing

El embrión de dinosaurio fosilizado, apodado Baby Yingliang, fue descubierto originalmente en las rocas del Cretácico Superior de Ganzhou, en el sur de China. Concretamente, dentro del huevo de un terópodo desdentado u oviraptorosaurio. Lo que sugiere que tiene entre 72 y 66 millones de años de edad. 

El embrión se articula en su posición de vida sin mucha interrupción por fosilización. Se estima que mide 27 cm de largo desde la cabeza hasta la cola, dentro de un huevo elongatoolítido de 17 cm de largo”.

Lida Xing, profesora de la Universidad de Geociencias de China

Los oviraptorosaurios, de dónde proviene Baby Yingliang, son un grupo de dinosaurios emplumados, conocidos del Cretácico de Asia y América del Norte. Se caracterizan por tener cráneo profundo y desdentado, un pico alargado, y un estómago lo suficientemente capacitado como para alternar entre la dieta herbivoría, la omnivoría y la carnívora.

Sin embargo, lo más curioso que los científicos hallaron en relación a este pequeño embrión de dinosaurio fue su postura dentro del huevo fosilizado . Baby Yingliang yacía con la cabeza doblada debajo del cuerpo, y entre sus piernas. Una postura similar a la que adoptan los pájaros cerca de la eclosión.

Los dinosaurios y las aves 

Créditos: National Audubon Society

En las aves modernas, esta postura embrionaria se conoce como “plegado”. El cual podríamos definir como un comportamiento controlado por el Sistema Nervioso Central (SNC) del ave para asegurar el éxito de la eclosión. 

Es interesante ver este embrión de dinosaurio y un embrión de pollo posar de manera similar dentro del huevo, lo que posiblemente indique comportamientos similares antes de la eclosión”.

Lida Xing

La ciencia consideró por años que este comportamiento era exclusivo de las aves, quienes al tener un cuerpo tan pequeño y suave, necesitaban estabilizar su cabeza antes de eclosionar. Ello, según la investigadora del proyecto Waisum Ma, para poder empujar y picotear la cáscara del huevo con más facilidad.

Sin embargo, al comparar a Baby Yingliang con los embriones de otros dinosaurios y aves, el equipo concluyó que es posible que el comportamiento de “plegado”, no fuera propio de las aves, sino adoptado de las prácticas de los dinosaurios. Siendo entonces, los dinosaurios terópodos los primeros en implementarlo hace decenas de millones de años. 

Un pequeño embrión de dinosaurio fosilizado clave para la ciencia

Los embriones de dinosaurios son algunos de los fósiles más raros y la mayoría de ellos están incompletos con los huesos dislocados”.

Fion Waisum Ma, investigador de la Universidad de Birmingham

Además de su vinculación con las aves, este embrión podría ser la clave para resolver una gran cantidad de incógnitas en el futuro. Como por ejemplo, ¿Cómo eran las fases de crecimiento de los dinosaurios? o ¿Cuáles eran los métodos de reproducción de los terópodos y cómo influyeron en las capacidades de fosilización del huevo? 

Enigmas que podrían permanecer en el aire durante años hasta que se encuentren fósiles de embriones adicionales que ayuden a desarrollar la teoría. Afortunadamente, podemos disfrutar de las hermosas imágenes de Baby Yingliang mientras esperamos la llegada de esas respuestas. 

Una imagen reconstruida gracias al uso de un software digital especializado por parte del equipo de científicos. El cual podemos observar con una mayor calidad en el Museo de Historia Natural de Piedra de Yingliang, en donde se encuentran también los restos del huevo de embrión de dinosaurio fosilizado, Baby Yingliang.

Referencias: 

An exquisitely preserved in-ovo theropod dinosaur embryo sheds light on avian-like prehatching postures http://dx.doi.org/10.1016/j.isci.2021.103516

Dinosaur Embryos Tucked Themselves in Just Like Birds https://www.smithsonianmag.com/science-nature/dinosaur-embryos-tucked-themselves-in-just-like-birds-180979270/#:~:text=%E2%80%9CTucking%20posture%20is%20the%20head,oviraptorosaurs%20likely%20did%20the%20same.

Escribir un comentario