Muchos tenemos la costumbre de cargar nuestro celular durante las noches. Todo con la intención de que esté al 100% de su batería al día siguiente y podamos usarlo desde el primer momento de la mañana.

Inicialmente, podría parecer que dicha práctica es inofensiva. Pero, la verdad es que poco a poco le resta tiempo de vida útil a nuestro equipo. Lastimosamente, la práctica de cargar los teléfonos por la noche se ha extendido en gran medida y son pocos los que saben el daño que están causando a sus equipos.

Por ese motivo, acá queremos contarte todas las razones por las que no deberías dejar cargando tu teléfono durante la noche. Así, podrás cuidar mejor de tu equipo y disfrutar de él en su estado óptimo por mucho más tiempo.

Lo que debes saber sobre el tiempo de vida de tu batería

Cuando hablamos de “tiempo de vida” nos referimos al total de vida útil que ella tendrá antes de que empiece a presentar fallas en el equipo. Por lo general, en los dispositivos parecen funcionar un máximo de dos años con una batería funcional, con un notorio bajón en su calidad después de los primeros 12 meses.

Ahora, eso realmente no se debe al tiempo que ha pasado, sino a la cantidad de “ciclos” que ha vivido la batería. De forma sencilla, un ciclo se identifica con la carga de 0 a 100 de una batería y con su posterior caída de vuelta a 0. Cada vez que eso pasa, se completa un ciclo y la vida de la batería se acorta.

Por lo general, si se carga un equipo hasta un 80% y no se lo deja caer por debajo del 20% se puede retrasar el conteo de ciclos de la batería. En consecuencia, es posible alargar su vida útil y protegerla contra los fallos que usualmente aquejan a los equipos viejos.

Claramente, no se puede cumplir con esa meta si solemos cargar el celular durante las noches. Después de todo, ahí no solo estaremos llegando al 100% y completando el ciclo, sino también sobrecargando la batería y acelerando su degradación.

¿Por qué no debemos cargar nuestro celular en las noches?

Como ya lo mencionamos, la costumbre de cargar el celular en las noches puede ser perjudicial para nuestros equipos. Sí, puede ser muy tentador solo dejarlo allí conectado y olvidarnos de él hasta que despertemos, pero a la larga será más un problema que una comodidad.

Después de todo, el desgaste de la batería podría ser hasta un 20% más rápido. Como consecuencia, su tiempo de vida podría ser incluso más corto que los 300 0 500 ciclos. Debido a eso, el teléfono podría comenzar a perder su carga con más rapidez y a demorar más para retenerla.

Del mismo modo, también se hará menos eficiente a la hora de regular su energía, por lo que se acabará cada vez más rápido al usar aplicaciones de alta demanda. Pero eso no es todo.

Puede llegar a ser un riesgo

Muchas veces, el dejar cargando el teléfono durante la noche también implica tenerlo cerca de nuestra cama, o directamente en ella. La sobrecarga de energía en los teléfonos puede causar incrementos de temperatura sustanciales que, en medio de almohadas y cobertores, puede terminar con una desafortunada explosión del equipo.

Pero, incluso si no llegamos a esos extremos, las altas temperaturas también perjudicarán a todo el hardware del teléfono. Por lo que, al cargar el celular por las noches, no solo estaremos dañando la batería, sino también probablemente comprometiendo el bienestar de otros componentes. Todo lo que, al final, se sumará para detener un dispositivo mucho más lento y que consume grandes cantidades de energía.

¿Cansado de los cables? Acá algunas alternativas que podrían servirte

Puede ser que muchos de nosotros hayamos caído en el mal hábito de cargar los celulares durante las noches debido a nuestro desdén por los cables. Sin duda alguna, pueden llegar a ser aparatosos y, en muchas ocasiones, los culpables de que por un mal movimiento nuestro teléfono se llevara un preocupante golpe.

Por ese motivo, cada vez más personas se están mudando a alternativas más cómodas y menos riesgosas para sus equipos. Sin embargo, con la cantidad de ofertas que existen, no es posible tomarse la compra de un equipo de carga inalámbrica o afín a la ligera. Después de todo, el vital que el dispositivo sea de buena calidad para poder cuidar la batería de nuestro teléfono.

De lo anterior, vemos que vale la pena siempre decantarnos por opciones de marcas reconocidas. Por eso, acá podemos mencionar un ejemplo como lo es Belkin. Dentro de su variado catálogo, la empresa ofrece desde cargadores portátiles y unidades de poder hasta monturas, ‘stands’ y estaciones de carga.

Si queremos movernos a todas partes…

Los cargadores portátiles, aunque no se deshacen del cable por completo, al menos nos ofrecen mayor movilidad. Además, suelen permitirnos cargarlos incluso si nos desplazamos de un sitio a otro, lo que resulta vital para personas con un estilo de vida ajetreado.

Si deseamos decir ‘adiós’ definitivamente a los cables

Por otra parte, las monturas y ‘stands’ de carga de Belkin vienen en infinidad de presentaciones. Por eso, podremos encontrar desde podios y sujetadores, hasta pequeñas y disimuladas placas sobre las que colocar nuestros equitos. En todas esas modalidades, los equipos de Belkin son compatibles con modelos celulares como iPhone, Samsung, LG y afines.

Por otra parte, si tenemos una familia numerosa o simplemente utilizamos una gran cantidad de equipos diariamente, las estaciones de carga múltiple podrían ser una buena opción. Ellas ofrecen variadas ranuras para colocar nuestros equipos y así poder cargar cada uno de ellos en un solo lugar, sin tener que depender de infinidad de cables que definitivamente acabarán enredándose y complicando nuestro trabajo.

Si quieres explorar en profundidad cualquiera de las opciones que te hemos mencionado más arriba, solo tendrás que visitar la página principal de Belkin. Desde allí, podrás ir a la sección de ‘Productos’ y pasearte por las variadas opciones de equipos de carga que ofrece la plataforma.

Escribir un comentario