La llegada de la Navidad es siempre un motivo de alegría para nosotros pues representan días de descanso y de compartir con nuestros seres queridos. ¿Pero es siempre así para todos los miembros de la familia? Porque ni los veterinarios ni nuestros amigos peludos parecen estar de acuerdo.

Los veterinarios y las navidades 

De acuerdo a las estadísticas aportadas por el Hospital Veterinario Matthew J. Ryan de la Universidad de Pensilvania, los días festivos como la Navidad suelen ser los más peligrosos no solo para nuestras mascotas sino también para los veterinarios en los últimos 15 años. Esto debido al aumento de casos de emergencia reportados. 

En concreto, la investigación destaca que los días de Año Nuevo, Nochebuena y Navidad la llegada de perros y gatos con peligro de intoxicación se ha elevado en un 30 o 40%, casi el doble a los casos reportados el resto del año. Con ellos superando a otros feriados como Halloween o el Día de Acción de Gracias. 

El peligro número uno de la navidad para las mascotas 

Fotos de stock gratuitas de abeto, adornos de navidad, adornos navideños
Vía Pexels

Las razones por las que esta situación se repite continuamente es porque no somos conscientes en muchos casos de que las mascotas no son iguales a nosotros. 

El Vet Record señala que es más probable que los perros sean llevados al veterinario después de haber comido chocolate en Navidad que en cualquier otra época del año. Esto debido a que las personas desconocen que los perros y gatos no pueden tolerar sus componentes. 

Diversos estudios se han hecho en torno a este tema ya que, a diferencia de los seres humanos, los animales no poseen un sistema digestivo que les haga capaces de digerir y disfrutar del chocolate. En su lugar, la ingesta de este alimento puede provocarles vómitos, taquicardias, convulsiones y, en el peor de los casos, la muerte.

Asimismo, las nueces y otros frutos secos, el ponche, el queso, la cebolla y otra serie de ingredientes utilizados para preparar nuestras comidas navideñas y también son un peligro para la salud. Esto debido a que contienen sustancias como el etanol o la cafeína que pueden causar rigidez en sus gargantas y asfixia.

Los visitantes y las mascotas 

Foto De Un Lindo Perro
Vía Pexels

Otro problema bastante común tiene relación con la cantidad de personas que visitan nuestro hogar en navidades. 

Los gatos y perros, en particular, son mascotas de costumbres que se han adaptado a ver nuestros rostros con regularidad; más aún gracias a la pandemia. Por lo que la llegada de personas desconocidas puede representar un punto de inflexión en su rutina y generar ansiedad o taquicardia. 

Tenga especial cuidado con dejar a los perros sin supervisión alrededor de niños emocionados o desconocidos, ya que las mordeduras son un riesgo real. 

Lo mejor para tu mascota en este sentido es encontrar un espacio tranquilo, en donde no sienta ningún peligro ni presencia extranjera. 

El peligro de las decoraciones navideñas

Así como ingerir dulces representa un alto riesgo para tu mascota, la ingesta de envoltorios, juguetes o adornos navideños puede ser aún peor para su salud digestiva. 

“Las agujas de los árboles de Navidad pueden penetrar las patas y causar dolor e infección. Otras plantas festivas como la flor de pascua, el muérdago y las bayas de acebo son tóxicas si se consumen. Las hojas, los pétalos y el polen de los lirios son especialmente peligrosos para los gatos”

Dr. Richard, veterinario de la clínica U-Vet de la Universidad de Melbourne

Caso similar ocurre con los adornos navideños como globos de nieve o flores decorativas, los cuales en muchos casos son tratados como casos de asfixia, pero puede derivar en intoxicación debido a las sustancias utilizadas para su elaboración. 

Ante esto, el Dr. Richard advierte que “encontrar cuerpos extraños en el tracto digestivo en perros y gatos es peligroso, y a menudo requiere de cirugía de emergencia”. Por lo que debemos tener especial cuidado de colocar nuestros adornos en zonas inalcanzables para nuestras mascotas.

Navidades con mascotas

Mujer Sosteniendo Perro
Vía Pexels

Esperamos que tu espíritu navideño no se haya evaporado tras leer esto, pues si bien existen peligros a la hora de celebrar la navidad con mascotas, todo es evitable. 

Como menciona el Dr. Richard, “Conocer los peligros es clave para que todos en la casa sepan qué es seguro y qué no para las mascotas de la familia. Siempre es mejor prevenir que curar”. 

Por ejemplo, en el caso de los alimentos que ofrecemos a nuestras mascotas, solo debemos tener cuidado y chequear previamente qué alimentos son tóxicos para nuestra mascota. E incluso aconsejar a los visitantes que no les alimenten sin nuestro consentimiento. 

Así mismo, podemos reubicar los adornos navideños de tal manera que estén fuera del alcance de sus bocas e informar al veterinario ante cualquier actitud sospechosa.  

Si nos preparamos un poco antes de que lleguen los “días peligrosos”, podemos asegurarnos de que las navidades sean una época de descanso para nosotros, nuestras mascotas y los veterinarios de nuestras mascotas.

Referencias:

No chocolate for Fido https://doi.org/10.1136/vr.j5890

Household Food Items Toxic to Dogs and Cats https://doi.org/10.3389/fvets.2016.00026

Christmas can be hazardous for pets: What to look out for https://phys.org/news/2021-12-christmas-hazardous-pets.html

Escribir un comentario