La privacidad es un asunto en el que cada vez se pone más la lupa y en cuya atención por parte de los usuarios crece constantemente. Basado en ello, algunas empresas han intentado tomar medidas para ser más transparentes. Un ejemplo lo tenemos en iOS 14.5 en donde se incorporó una alternativa que permite decidir sobre la recolección de datos de las apps. Sin embargo, es necesario revisar el alcance de esta función de recolectar datos de iOS para tener claro lo que puede hacer y lo que no.

Recordemos que las empresas no solo hacen seguimiento de nuestros hábitos para mejorar sus soluciones, sino también para venderlos a terceros o llevarnos publicidad.

El verdadero alcance de la función de recolectar datos en iOS

Los dispositivos móviles que usamos son un ecosistema en donde conviven diferentes tecnologías y por ende, diversas marcas y empresas. En ese sentido, cuando iOS nos ofrece la posibilidad de evitar que la app de Facebook recolecte nuestros datos, no implica que estamos blindados con todos. Debemos recordar que estamos un dispositivo de otra empresa que todavía tiene acceso a lo que hacemos, es decir, Apple.

Por esta razón, es necesario revisar el alcance de la función de recolectar datos de iOS para comprender qué es lo que realmente hace y hasta donde nos ayuda. En ese sentido, tenemos que al abrir cualquier aplicación, iOS pregunta si queremos evitar que haga seguimiento. El caso es que seleccionar que no, no implicará necesariamente que se impedirá el acceso a sus datos.

El medio Financial Times que trajo esto a la mesa indica que empresas como Snap Inc siguen recolectando datos, aunque los usuarios digan que no. La razón para hacerlo es que manifiestan que no se está tomando información individual, sino señales de grupo. Es decir, de acuerdo con su justificación, no tienen forma de identificar a quién pertenecen los datos.

Bajo este mismo esquema, Facebook también planea vender información, considerando el factor “anónimo” que mencionamos anteriormente. Todo esto nos dice que realmente se siguen recolectando datos, aunque bajo un mecanismo diferente. Por ende, el alcance de la función para recolectar datos de iOS parece buscar un intermedio entre la no identificación del usuario y la posibilidad de seguir acumulando información.

Escribir un comentario