Cuando hablamos de romper las barreras del idioma en internet, lo primero que nos viene a la mente es la gran oferta de traductores disponibles. Sin embargo, esta es solo una de las dimensiones de esta barrera que puede impedir el uso simple que tenemos de la red mundial. Por esta razón, la ICANN se ha propuesto romper las barreras de idiomas de cara a los alfabetos o caracteres se permiten dentro de internet.

¿Has pensado cómo son las direcciones de correo en China?, ¿Es posible crear direcciones web con otros alfabetos? Es a esto que se refiere la ICANN, un proyecto que en realidad hace muchísimas falta.

Las barreras de idiomas en Internet según la ICANN

Primero debemos resaltar que la ICANN es la institución encargada de preservar la estabilidad en internet a través de protocolos basados en el consenso mundial. En ese sentido, son ellos quienes se encargan de tareas como la de asignar las direcciones del protocolo IP y cómo normalizar las comunicaciones mundiales dentro de la web. Por ejemplo, para el año 2009 se habilitaron los sistemas de escritura chinos y arábicos para crear direcciones web. 2009 todavía parece muy reciente si tomamos en cuenta que todo el tiempo anterior, en China o países árabes debían enfrentarse a nuestro alfabeto para todo en internet.

En ese sentido, Goran Marby, Director de la ICANN habla que en realidad el uso de internet está abierto para un sector de la población, mientras otros siguen excluidos. La idea es que cualquier persona en el mundo pueda usar su propio sistema de escritura y alfabeto para escribir una dirección web o crear un correo electrónico.

Por ejemplo, en Rusia muchas empresas tienen soporte para el alfabeto Cirílico, sin embargo, a la hora de crear un correo electrónico todo lo que está antes del “@” debe estar en alfabeto romano. Otro caso interesante ocurre en China, en donde para adaptarse, ha resultado más fácil usar números como direcciones de sitios web. Esto resulta mucho más fácil que memorizar palabras con la versión romanizada de su alfabeto.

De modo que, los planes de la ICANN sobre las barreras del idioma son realmente necesarios para hablar concretamente de una web abierta para todos. Mientras existan personas en el mundo que deban buscar formas de adaptarse a lo que ofrece la web, no podemos hablar de libertad y accesibilidad completa en internet.

Escribir un comentario