Sabemos bien que descansar es un punto vital que debemos tomar en serio si queremos tener vidas saludables. Pero, a veces dormir por tan solo un breve momento puede traer sus propios beneficios. Eso al menos si seguimos la famosa “técnica de sueño” utilizada por figuras como Salvador Dalí y Thomas Edison para aumentar su creatividad.

En un reciente estudio publicado en Science Advances se estudió qué tan efectiva podría resultar la técnica para individuos comunes. Para eso, los investigadores Célia Lacaux, Thomas Andrillon, Céleste Bastoul, Yannis Idir, Alexandrine Fonteix-Galet, Isabelle Arnulf y Delphine Oudiette trabajaron en equipo.

Al final, desarrollaron un experimento que buscó entender el efecto de una etapa temprana del sueño en la manifestación de la creatividad. Gracias a eso, pudimos ver la técnica secreta de Dalí en acción y comprobar que, en efecto, puede ayudar a las personas a pensar “fuera de la caja” con más naturalidad.

La técnica secreta de Salvador Dalí y Thomas Edison para potenciar su creatividad

De forma resumida, la “técnica secreta” de Dalí y Edison es simplemente la conocida “power nap” o “siesta rápida”. Para aplicarla, la persona debe descansar en una posición cómoda y semireclinada, sosteniendo en una de sus manos un objeto como unas llaves, una taza o cualquier otro elemento que haga ruido al caer.

técnica de sueño de edison para aumentar la productividad.
Vía Pixabay.

El detalle con la siesta es que, una vez la persona entre en un estado de sueño profundo, su agarre sobre el objeto disminuirá y este caerá al suelo. Consecuentemente, el ruido despertará al individuo justo antes de que entrara verdaderamente al ciclo de sueño más profundo.

De acuerdo a lo que se conoce de las declaraciones del inventor y de las del pintor surrealista, cada uno hablando desde su experiencia individual, ese tipo de siestas los ayudaba a desarrollar mejor sus ideas. En otras palabras, suelo de usar esa técnica de sueño, podían efectivamente aumentar el nivel de su creatividad.

¿Cómo funciona la técnica del sueño para aumentar la creatividad?

Básicamente, la ‘power nap’ busca sacar a las personas del estado de sueño cuando aún están en una de las fases primeras. Específicamente, la fase utilizada es conocida como hipnagogia o N1 y apenas dura unos minutos antes de entrar a una etapa del sueño más profunda.

De hecho, solo pasamos un 5% de nuestro tiempo de descanso en ella cada noche. La meta de las siestas rápidas es hacer que entremos en la fase N1 y sacarnos de ella antes de pasar a la siguiente (N2). En ese punto, habremos esto lo suficientemente lúcidos como para aún estar conscientes de nuestros alrededores, pero lo bastante dormidos como para empezar a ver o experimentar sensaciones o imágenes típicas de los sueños.

“La regla oculta”

técnica de sueño para aumentar la productividad.
Vía aarp.org

Para la reciente investigación, se observó cómo un grupo de 103 pacientes era capaz de resolver variados acertijos matemáticos. En todos los casos, la meta final era adivinar el número final de una secuencia. Asimismo, en cada uno de ellos, el número se correspondía con el segundo dígito de la secuencia, pero no se le comunicó eso a ningún participante. El poder toparse con esa “regla secreta” mostraría un uso de la creatividad para empezar a resolver los acertijos de un modo distinto al instruido.

Durante 20 minutos, los participantes resolvieron 10 acertijos. Luego se les dieron otros 20 de descanso para que fueran a una habitación oscura y tuvieran siestas rápidas. Al final, se les presentó de nuevo la tarea de los acertijos.

Luego de usar la técnica de sueño, los investigadores vieron aumentar la creatividad de los participantes. Después de todo, comenzaron a ser mucho más veloces a la hora de dar sus respuestas o simplemente vocalizaron el haber descubierto el patrón de la regla oculta.

¿La técnica de sueño de Dalí es realmente útil para potenciar la creatividad?

técnica de sueño para aumentar la productividad.
Vía Getty Images.

Efectivamente, según sus registros, el uso de la técnica de sueño ayudó a aumentar la creatividad de los participantes. Eso debido a que, fueron un 83% más propensos a descubrir la regla secreta luego de haber tomado una ‘power nap’. Por su parte, en el grupo control que llegó hasta la fase N2, el efecto potenciador desaparecía por completo.

La única diferencia entre los dos grupos es de un minuto”, acotó Oudiette.

Por ahora, no se tiene una explicación clara de por qué la técnica funciona, pero el reciente estudio al menos ha demostrado que sí tiene el potencial para ser efectiva. En el futuro, los investigadores esperan poder hacer más estudios con los que entender en más profundidad los procesos desencadenados por la fase N1 y cómo ella puede afectar la elasticidad de nuestro pensamiento.

Referencia:

Sleep onset is a creative sweet spot: DOI: 10.1126/sciadv.abj5866

Escribir un comentario