El plasma es uno de los tratamientos más utilizados para la recuperación de infecciones virales, utilizado por los científicos desde hace años para el tratamiento de enfermedades como el Ébola y el MERS, los cuáles también son causados por las cepas de Coronavirus.

Sin embargo, para el caso del Covid-19, los científicos mantienen una postura bastante suspicaz al respecto, ya que no han podido determinar si realmente la distribución de sangre con plasma es efectiva para su tratamiento.  

El plasma como tratamiento 

Quizás muchos conozcan que el plasma es ese líquido amarillo que posee nuestra sangre. Pero seguro pocos saben que este contiene los anticuerpos y proteínas inmuno-reguladoras que nos defienden contra los virus y enfermedades.

Lo curioso del plasma es que puede extraerse, con todo y sus anticuerpos, y ser implantado en otras personas mediante transfusión sin que pierda sus propiedades inmunitarias, como refiere la BBC.

Esta cualidad del plasma como terapia fue demostrada por primera vez durante la pandemia de la gripe española de 1918-1920, en la que los científicos comprobaron que el uso de los productos de la sangre de convalecientes era efectivo para el tratamiento de los síntomas.

Entonces, podríamos decir que la esencia de este tratamiento de “transfusión de plasma” radica en inyectar esta sustancia de pacientes recuperados en aquellos que están convalecientes para que su cuerpo produzca los anticuerpos más óptimos para combatir virus como el Covid-19. 

¿El plasma realmente cura el Covid-19?

Es lógico para nosotros pensar que si los tratamientos con plasma han sido efectivos con otras patologías también lo serán para el Covid-19. Sin embargo, los científicos no están muy de acuerdo con esta afirmación. 

Créditos BBC

La Organización Mundial de la Salud recomendó el cese de los tratamientos de plasma sanguíneo en personas que no tienen síntomas graves de COVID-19,  ya que estos eran parte de ensayos clínicos de los cuáles aún no se había reportado su efectividad.

Michael Joyner, anestesiólogo y médico de la clínica Mayo en Minnesota, sostiene que la efectividad de los tratamientos depende de la combinación de ciertos factores. Uno de los más importantes, la concentración de anticuerpos en el plasma de los pacientes.

Al principio, los investigadores no tenían forma de medir y estandarizar el nivel de anticuerpos en cada lote. Incluso ahora, los investigadores en algunas partes del mundo no pueden probar si el plasma contiene poderosos ‘anticuerpos neutralizantes’.

Fazle Chowdhury.

Hasta la fecha, se ha estudiado el comportamiento de 16,236 pacientes tras recibir una transfusión de plasma con anticuerpos para el Covid-19. El resultado ha sido siempre el mismo, “no hay ninguna mejoría evidente en los síntomas del Covid-19”.

La OMS reiteró esto recientemente en el British Medical Journal, aclarando que “la evidencia actual muestra que no mejora la supervivencia ni reduce la necesidad de ventilación mecánica, y su administración es costosa y requiere mucho tiempo”.

Entonces, ¿no hay lugar para los anticuerpos en el tratamiento del Covid-19?

Vía moffitt.org

Los científicos apuntan a una posibilidad en torno al uso de este líquido como terapia para el Covid-19.

El estudio publicado en medRxiv mostró que dos pacientes justo después del diagnóstico de Covid-19 mostraron una mayor concentración de anticuerpos. Caso contrario a lo que ocurría en los estudios mencionados antes, en donde se inyectaba el plasma días después de la detección de la enfermedad.

 “Este es un Importante descubrimiento,” añade Cassandra Josephson, pediatra de la Universidad de Atlanta, ya que puede reflejar una metodología para el tratamiento del Covid-19 a futuro.

En cualquier caso, hará falta esperar un tiempo hasta que los científicos finalicen las pruebas, y den por comprobada la efectividad del plasma en el tratamiento del Covid-19.

Referencias:

WHO advises against blood plasma treatment for COVID-19: https://medicalxpress.com/news/2021-12-blood-plasma-treatment-covid-.html

Evidence lags behind excitement over blood plasma as a coronavirus treatment https://doi.org/10.1038/d41586-020-02324-2

Escribir un comentario