Si pensamos en la ciencia seguro se nos vienen a la mente animales como los sapos. Anfibios que por sus características tan peculiares, acabaron por convertirse en auténticos especímenes científicos. 

Pero la presencia de estas criaturas no es siempre algo agradable. Justo por ese motivo los conservacionistas en Taiwán están compitiendo por contener la invasión de sapos no nativos que amenazan su ecosistema.

De acuerdo a lo comunicado en el artículo publicado por Live Science, el fenómeno de la invasión de sapos se originó en la Cordillera Central de Taiwán. Concretamente, cuando un residente compartió un vídeo en el que se veía a estos anfibios saltar por su granja. 

Los sapos que invaden Taiwán  

Sudden invasion by cane toads puts Taiwan on the defensive | The Japan Times
Vista del Sapo de caña, Vía AFP | Créditos: Sam Yeh

El sapo de caña o Bufo marinus son grandes ranas terrestres de 9 a 15 centímetros, de piel amarilla con marrón  y con un apetito voraz. 

Estos anfibios surgieron en el siglo XX en América Central, y gracias a la rugosidad y dureza de su piel, son capaces de adaptarse a distintos ecosistemas en poco tiempo. Motivo por el cual, para los taiwaneses la presencia de este sapo no es nada extraña.

¿Por qué se les considera una amenaza?

Según la Enciclopedia de la Ecología, los sapos producen una toxina biogénica compuesta por distintos aminas como aminobutírico 33, histamina, serotonina 34 y bufotenina 35. Todas ellas, liberadas al mismo tiempo para alejar a los depredadores. 

Sin embargo, la toxina de los sapos de caña es altamente letal para la mayoría de los animales, lo que les permite apropiarse de los terrenos que invaden con gran facilidad. 

De hecho, muchos estudios científicos han utilizado al sapo de caña como un plaguicida natural para los cultivos agrícolas. Aunque en muchos casos también hayan afectado negativamente a las poblaciones nativas de algunas especies de lagartos, serpientes terrestres y cocodrilos.

A esto se le suma que,  a diferencia de otros sapos,  que son exclusivamente depredadores, los sapos de caña también pueden actuar como carroñeros, por lo que tienen todos los suministros necesarios para seguir la invasión.

De la invasión al tráfico de sapos

Créditos: Washington Post

A pesar de que el gobierno de Taiwán prohibió en 2016 la importación de sapos de caña, los expertos de AFP creen que la invasión es producto de las redes de tráfico de especies exóticas, que abundan en zonas de Asia y América Latina.

Lo que estas redes buscaban, según AFP, era vender estas criaturas. Sin embargo, los sapos escaparon, y causaron una invasión que pasó desapercibida durante meses.

Los agricultores taiwaneses generalmente ignoran a los sapos e incluso miran favorablemente a los sapos cuando los encuentran, porque ayudan a librar la tierra de plagas”

Yang Yi-ju

En Taiwán los sapos son considerados símbolos de prosperidad y buena fortuna, por lo que no resulta extraño pensar que nadie hubiera notado su presencia hasta el momento. 

Referencias:

Toxic cane toads are invading Taiwan. Conservationists race to contain warty amphibians. https://www.livescience.com/cane-toads-invade-taiwan

Encyclopedia of Ecology https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780080454054009058

Introduction to Forestry and Natural Resources (Second Edition) Chapter 5 – Wildlife habitat relationships https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/B9780128190029000055

Taiwan rushes to contain sudden cane toad invasionhttps://thetandd.com/news/world/taiwan-rushes-to-contain-sudden-cane-toad-invasion/video_14aed61c-6ab6-53c6-86fd-be7960514122.html

Escribir un comentario