La contaminación del aire es un problema que nos ha aquejado durante generaciones. Con el paso del tiempo, la situación se ha vuelto cada vez más complicada e, incluso ahora, ha costado desarrollar estrategias con las que hacerle frente. Ahora, un reciente estudio ha propuesto la posibilidad de sumar las artes a los intentos de combatir la polución.

La idea se ha descrito en la revista Humanities and Social Sciences Communications. Dentro de la publicación, también se ha evaluado cómo el uso de diferentes expresiones artísticas como el baile, el teatro, la música, la pintura y la narración podrían ayudarnos a comprender y enfrentar de mejor manera de contaminación de los aires.

¿Cómo las artes pueden ayudar a combatir la contaminación del aire?

A estas alturas, tenemos claro que la contaminación aérea se corresponde con un problema que no solo afecta al ambiente, sino también a la salud humana. Durante décadas, se han pensado y aplicado distintas posibles medidas para lidiar con la situación. Sin embargo, ninguna ha sido tan efectiva como para sostenerse a largo plazo.

Ahora, la nueva propuesta de los investigadores es que las artes podrían ser una herramienta polifacética para combatir la polución. Por ejemplo, se podrían usar no solo como mecanismos de difusión de nuevas estrategias sino como una forma de involucrar a las comunidades.

Después de todo, una de las fallas comunes entre los planes anteriores es que se han hecho pensando solo en una escala macro. En consecuencia, no se han evaluado detalles particulares de las poblaciones como sus costumbres, sus valores culturales y también sus prioridades o experiencias a la hora de lidiar con la contaminación del aire.

Con el nuevo formato, se esperaría crear canales de comunicación más directos y cercanos. Unos con los que cada comunidad pueda tener una voz a través de las artes y, además, llegue a convertirse en una participante activa a la hora de combatir la polución.

Una colaboración entre los “expertos por educación y expertos por experiencia”

Para el caso actual, la investigación fue llevada a cabo por miembros de la Universidad de Portsmouth. Eso junto con otros científicos de diversas localidades de Reino Unido, Kenia y Suecia. Todos trabajaron en equipo para estudiar las perspectivas de la comunidad informal de Mukuru en Nairobi, Kenia.

Por primera vez, un estudio ha colocado los métodos de las artes y las humanidades en el centro de la exploración de las percepciones de la contaminación del aire. Nuestra investigación ha impulsado los límites entre disciplinas, entre investigación y acción, y entre expertos por educación y expertos por experiencia”, declaró la Dra. Cressida Bowyer de la Universidad de Portsmouth, una de las autoras del estudio.

Gracias a ese cambio en el acercamiento al problemas, las artes de convirtieron en plataformas para la conversación, lo que permitió diseñar otras estrategias personalizadas con las que combatir la polución. Todo debido a que pudo dar un vistazo al problema desde la perspectiva y vivencias de los lugareños.

Vía theartistsloftca.com

Para eso, fueron desde la organización de obras de teatro con improvisaciones actuadas para plantear posibles soluciones ante la contaminación, hasta la organización de talleres en escuelas para escribir relatos y hacer dibujos relacionados con los principales problemas de la comunidad. Incluso, se crearon canciones que se presentaron en las emisiones locales para concienciar a la población.

Instamos a otros investigadores que deseen abordar problemas multifactoriales, como la contaminación del aire, a utilizar una combinación de métodos cualitativos, participativos y creativos para comprometerse con una amplia gama de partes interesadas. Esto puede generar entendimientos nuevos e inesperados que de otro modo no podrían surgir”, concluyeron los autores.

Referencia:

Using a co-created transdisciplinary approach to explore the complexity of air pollution in informal settlements: https://doi.org/10.1057/s41599-021-00969-6

Escribir un comentario