En una reunión realizada hoy (viernes 26 de noviembre), la Organización Mundial de Salud (OMS) clasificó la variante del coronavirus B.1.1.529 detectada en Sudáfrica, a la que llamó Ómicron, como “preocupante”, señalando que podría desarrollarse más rápido que otras cepas.

El máximo ente sanitario dejó saber que esta variante presentaba una gran cantidad de mutaciones y la evidencia preliminar sugirió un posible aumento del riesgo de reinfección. Esta nueva cepa se informó por primera vez a la OMS desde Sudáfrica el 24 de noviembre, y hasta ahora, se han  identificado casos en Botswana, Hong Kong, Bélgica e Israel.

Mayor capacidad de transmisión

En un comunicado, la OMS informó que el número de casos de esta variante parecía estar aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica, y reconoció que algunas de las nuevas mutaciones de la variante Ómicron parecen sugerir una capacidad de transmisión aún mayor que las cepas anteriores.

La Organización Mundial de Salud clasificó la variante del coronavirus B.1.1.529 detectada en Sudáfrica como “preocupante” y la que llamó Ómicron.

Los funcionarios de la OMS no han indicado si la nueva variante es más o menos resistente a las vacunas anticovidas, pero sí señalaron que las pruebas diagnósticas de la enfermedad con PCR parecen seguir siendo válidas para detectarla.

En este sentido, el organismo sanitario manifestó que “tomará algunas semanas comprender el impacto de la nueva variante, mientras los científicos trabajan para determinar qué tan transmisible es”.

La preocupación que genera el elevado número de mutaciones que presenta esta variante, así como su posible mayor capacidad de transmisión, ha llevado a varios países a suspender los vuelos desde el sur de África.

¿Acciones apresuradas?

Ante esta situación, La OMS advirtió contra los países que imponen restricciones de viaje apresuradamente, diciendo que ese tipo de decisiones deben estar fundamentadas sobre un “enfoque científico y basado en el riesgo”.

El máximo ente sanitario dejó saber que esta variante presentaba una gran cantidad de mutaciones y la evidencia preliminar sugirió un posible aumento del riesgo de reinfección.

Sin embargo, los gobiernos de Reino Unido y varios países de la Unión Europea suspendieron temporalmente los vuelos desde algunos países del sur de África. En este sentido, Ursula von der Leyen, jefa de la Comisión Europea, señaló que “ahora es importante que todos en Europa actuemos de manera rápida, decisiva y unida”.

Por su parte, el ministro de Salud de Sudáfrica, Joe Phaahla, dijo a los periodistas que las prohibiciones de vuelos eran “injustificadas” y comentó:

“La reacción de algunos de los países, en términos de imponer prohibiciones de viaje, está completamente en contra de las normas y estándares guiados por la Organización Mundial de la Salud”.

Por otra parte, los mercados de valores de todo el mundo también cayeron drásticamente, lo que refleja los temores de los inversores sobre el posible impacto económico que pudiera desencadenar una nueva ola de contagios de la mano de la nueva cepa Ómicron.

Referencia: Classification of Omicron (B.1.1.529): SARS-CoV-2 Variant of Concern. World Health Organization, 2021. https://bit.ly/3HWaWsy

Escribir un comentario