Los labios son una parte de nuestro cuerpo que puede verse muy afectada si no aplicamos los cuidados diarios que requieren en determinadas situaciones. Sin embargo, a veces es difícil diferenciar cuándo realmente es importante hacer el esfuerzo y cuándo podemos darnos un pase libre.

Para poder entender mejor ese punto, acá te contaremos cuándo es importante aplicar cuidados a tus labios y qué puedes hacer para mantenerlos sanos. De esa forma, podrás evitar propiciar que se desarrollen otros problemas graves que afecten la integridad de la sensible piel de la zona.

¿Necesitamos aplicar cuidados diarios a nuestros labios?

Todo depende de dos factores principales mencionados por el doctor Manuel Vicente Leis miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). El primero es la salud inicial de los labios, si ellos están en buena condición y no muestran señales de resequedad, entonces no es necesario tener cuidados diarios continuos con ellos.

En segundo lugar, lo que también puede cambiar esa respuesta es el estado del clima. Mientras más frío esté el ambiente, más se resecarán nuestros labios. Por eso, podrían llegar a necesitar un poco de ayuda extra para mantenerse en su mejor condición.

¿Qué cuidados debemos aplicar a nuestros labios para mantenerlos sanos?

bálsamo de labios.
Vía Pixabay.

Según explica el también miembro de la Clínica Idelia (San Sebastián de los Reyes, Madrid, España), para InfoSalus, los labios no tienen glándulas sebáceas a diferencia de otras áreas de nuestra piel. Por ese motivo, es vital asegurarnos de que se mantengan humectados, pues no tienen ningún mecanismo natural para combatir la resequedad por sí solos.

Es allí donde entran los productos como los bálsamos labiales, diseñados para apoyar en dicho ámbito. Sin embargo, no siempre es fácil y puede llegar a complicarse si no conocemos en detalle qué tipo de productos usar para dar a nuestros labios los cuidados diarios que necesitan.

Evita los productos demasiado elaborados

En general, existen algunos bálsamos como la vaselina que funcionan como un gran lubricante para los labios. Sin embargo, al tener una base de petróleo, se pueden convertir en una película protectora que al final terminará por evitar que el labio pueda absorber la humedad que necesita.

Por eso, de forma general se recomienda el uso de cacaos naturales como la manteca de karité, o de otras mezclas a base de ácido hialurónico. Todo con la intención de contar con elementos que humecten los labios dentro de los cuidados diarios sin interferir con ningún otro de sus procesos.

Usa un bálsamo adecuado para cada momento

Bálsamo para labios.
Vía Pixabay.

Como si lo anterior no fuera suficiente, también se recomienda ajustar el tipo de bálsamo usado dependiendo de la época del año. Por ejemplo, en los tiempos más fríos lo vital es la humectación. Pero, en los momentos más soleados, vale la pena contar con alguno que también tenga fotoprotección, ya que los labios no tienen la melanina necesaria para hacerlo por sí solos.

Mantente hidratado

Otro punto crucial es la hidratación en general. Los bálsamos serán de gran ayuda y como una protección extra, pero los mejores cuidados para tus labios serán los litros de agua diarios que debes beber para mantener tu organismo sano.

Escribir un comentario