La historia de la humanidad y su evolución ha sido cuidadosamente desenterrada con el paso del tiempo. Así, pieza a pieza construimos de nuevo el camino evolutivo que nos llevó a dónde estamos ahora. Como una nueva parte de esa colección, recientemente se ha reportado la existencia de la joya de orfebrería más antigua realizada por humanos en Eurasia.

El descubrimiento se reportó recientemente en Scientific Reports, pero el pequeño trozo de historia había estado en nuestras manos desde su descubrimiento en 2010. En su momento, el equipo del investigador Mikołaj Urbanowski encontró con él algunos huesos de animales y herramientas rudimentarias de la época.

Ahora, años después de tal evento, ha llegado el momento de brillar para el pequeño colgante. Sobre todo porque su existencia cambia por completo lo que creíamos saber sobre la historia de la expresión artística y de orfebrería entre los humanos de Eurasia.

La orfebrería entre los humanos prehistóricos

Hasta la fecha, han sido, muchos los cambios que se han hecho con respecto a la historia del arte entre los humanos antiguos. Eso se debe a que han sido infinitos los hallazgos de posibles joyas y ornamentos dentro de todo el territorio que conforma al par de continentes.

Sin embargo, el problema se encuentra en que pocas de ellas han podido ofrecer respuestas concluyentes en sus análisis de antigüedad. Como consecuencia, no es posible ubicarlas de forma exacta en la línea cronológica del desarrollo del arte prehistórico.

Debido a eso, las teorías y diferentes explicaciones para su evolución en el tiempo continúan debatiéndose hasta hoy en día. Ahora, con la aparición de la pieza de orfebrería más antigua entre los humanos de Eurasia, se coloca al menos una primera piedra con la que empezar a construir la historia que rodeó a tal periodo evolutivo del Homo sapiens.

La más antigua pieza de orfebrería realizada por los humanos de Eurasia

Antigua pieza de orfebrería entre los humanos de eurasia.
Crédito: Antonino Vazzana/BONES Lab.

El gran descubrimiento se hizo en la cueva de Stajnia, ubicada dentro del territorio Polaco. Luego de realizar análisis de radiocarbono de última generación y reconstrucciones 3D de la pieza, se pudo determinar que ella debería tener al menos 41.500 años de antigüedad, aclaró The Daily Mail.

Según sabemos, los humanos comenzaron a manipular diferentes colmillos y huesos de animales unos 42 mil años atrás. Por lo que, las fechas parecen coincidir y posicionar a la pequeña pieza como la muestra de orfebrería más antigua de los humanos de Eurasia.

De acuerdo al estudio, el pequeño ornamento tiene un patrón de al menos 50 perforaciones, informó Forbes. Ellas crean una especie de forma curva cuyo significado no está totalmente claro. Por ahora, se sospecha que podría ser un analema lunar o “puntuaciones” de muerte usadas por guerreros. Pero ninguna de las teorías se puede comprobar con los restos que se tienen ahora.

Referencia:

A 41,500 year-old decorated ivory pendant from Stajnia Cave (Poland): http://dx.doi.org/10.1038/s41598-021-01221-6

Escribir un comentario