La selección natural ha dado forma a las formas de vida que han habitado el planeta durante más de tres mil millones de años. Básicamente, este proceso se distingue por el hecho de que los individuos que se adaptan mejor a un entorno se ven favorecidos, mientras que los menos competitivos tienen menos posibilidades de transmitir sus características genéticas a la descendencia.

Los humanos no somos una excepción, y aunque se conocen algunos ejemplos de evolución reciente, carecemos de una comprensión más profunda de cómo el genoma humano está siendo moldeado por las fuerzas que dominan la selección natural. Por lo tanto, la caracterización de la selección natural de rasgos complejos es importante para comprender la evolución humana.

Comprendiendo la selección natural

En este sentido, científicos de la Universidad de Shanghai, China, realizaron un estudio comparativo de los británicos modernos con personas que vivieron en toda Europa hace varios miles de años, con el objetivo de comprender cómo la selección natural ha influido en los europeos durante este tiempo.

selección natural genoma europeo
Después de examinar los datos, los investigadores concluyeron que los europeos han experimentado una evolución genética durante los últimos milenios.

Para ello, los investigadores analizaron datos del Biobanco de Gran Bretaña y estudiaron material genético extraído de los restos de personas que han vivido en Europa durante los últimos mil años. Luego, el equipo seleccionó 870 rasgos poligénicos y trató de cuantificar las señales de selección. Estos rasgos están asociados con genes y fenotipos específicos y se compararon con genes de europeos en el pasado.

Después de examinar los datos, los investigadores concluyeron que la selección evolutiva influye en 755 genes asociados con rasgos que se han formado durante los últimos dos o tres mil años. Estos incluyeron pigmentación específica de la piel, hábitos dietéticos (ingesta de nutrientes) y tamaño corporal. Resultó que estos tres rasgos están bajo una presión de selección casi constante, y esto conduce a cambios continuos en el genoma.

Efectos genéticos

El cambio en la pigmentación de la piel era bastante esperado, porque se sabe que los primeros migrantes a Europa tenían la piel oscura, pero en ausencia de luz solar intensa, se aclaraba con el tiempo.

El estudio también reveló cambios relacionados con la ingesta de vitamina D, la regulación de la temperatura corporal y el tamaño corporal. Los investigadores creen que efectos similares fueron causados por varios cambios climáticos.

La pigmentación de la piel, los hábitos dietéticos y tamaño corporal son rasgos están bajo una presión de selección casi constante, y esto conduce a cambios continuos en el genoma.

Sin embargo, resultó que algunos de los cambios esperados no ocurrieron. Por ejemplo, los correlatos genéticos de la enfermedad inflamatoria intestinal y la anorexia nerviosa no han cambiado mucho. Los científicos enfatizan que estos son solo resultados preliminares y necesitan una evaluación adicional.

Los autores concluyen a pesar de que sus resultados no pueden determinar si estos efectos genéticos tienen un impacto causal en rasgos complejos, dado la generalización está limitada por el uso exclusivo de datos europeos, podrían servir como fundamento para futuras investigaciones sobre genética y evolución humana.

Referencia: A selection pressure landscape for 870 human polygenic traits. Nature Human Behavior, 2021. https://doi.org/10.1038/s41562-021-01231-4

Escribir un comentario