Los casos médicos extraños nunca escasean. Nos encontremos donde nos encontremos, siempre podremos escuchar de alguna ocurrencia médica interesante que haya dejado a la ciencia sorprendida. En este caso, ese honor se lo llevó un hombre de Boston, Estados Unidos, que tuvo un parásito muero en el cerebro por más de dos décadas.

El parásito muerto en el cerebro del hombre hizo que tuviera convulsiones por primera vez en su vida

Según se reportó en el estudio de caso publicado en The New England Journal of Medicine, el hombre de 38 años tuvo que ser llevado a un hospital de Boston cuando tuvo un severo episodio de convulsiones.

Por lo que parece, el hombre comenzó a tener el episodio de espasmos en el medio de la noche. Su esposa fue quien llamó a los médicos y advirtió que el hombre estaba temblando y diciendo incoherencias.

Como si fuera poco, también desarrolló una actitud combativa que lo llevó a resistirse antes de que lograran subirlo a la ambulancia. Una vez en el Hospital General de Massachusetts, la confusión comenzó, ya que el hombre no tenía ni el más mínimo antecedente de algún evento similar al que ahora experimentaba.

El momento de la verdad

Los doctores Andrew J. Cole, Jonathan E. Slutzman, Edward T. Ryan, Michael H. Lev y George Eng hicieron seguimiento a su caso. Primeramente, el hombre recibió atención sintomática para detener el episodio de convulsiones con los medicamentos adecuados.

Luego de eso, se procedió a realizar una serie de pruebas para identificar el verdadero origen de las convulsiones. Fue así como un escaneo cerebral demostró que el hombre había tenido un parásito muerto causando inflamación en su cerebro.

Específicamente, se trataba de un cestodo, conocido por transmitirse desde los cerdos a los humanos a través de su carne. Fue así como se diagnosticó la neurocisticercosis, una infección parasitaria causada por dichas criaturas. Si no se trata, puede generar más convulsiones, dolores de cabeza e, incluso, llevar a la muerte.

El detalle después estuvo en que, el parásito había estado muerto por décadas y no se podía rastrear un origen claro para entender cómo podría haber llegado al cerebro del hombre en primer lugar. Eso al menos hasta que se hizo una inspección más detallada a los antecedentes del pacientes.

¿Cómo llegó el cestodo allí?

Como ya mencionamos, en general las infecciones con este tipo de cestodos (Taenia solium) se producen por la carne cruda o poco cocida de los cerdos. Cuando los huevos del parásito entran al organismo, estos se extienden por él y hacen su hogar dentro de nuestro cuerpo.

Usualmente, terminan en zonas como nuestros intestinos, pero se puede dar el caso de que lleguen incluso a nuestro cerebro. Una vez allí, su presencia puede causar inflamación y pueden hacer vida en la zona por un aproximado de 5 años.

Según lo que se investigó, hace más de dos décadas, el hombre del caso vivió en una zona rural de Guatemala, donde el parásito ahora muerto posiblemente llegó a su sistema. Después de todo, en esas áreas las infecciones por él aún no están controladas y se pueden dar casos de contagios entre personas si estas no se lavan adecuadamente las manos luego de ir al baño.

Referencia:

Case 34-2021: A 38-Year-Old Man with Altered Mental Status and New Onset of Seizures: DOI: 10.1056/NEJMcpc2027080

Escribir un comentario