Nuestra lucha constante por mejorar nuestra calidad de vida y nuestra longevidad ha ideo de la mano con los avances de la ciencia y la medicina. Ahora, un nuevo descubrimiento en este ámbito podría propulsar ese ámbito incluso más. Todo gracias al desarrollo de una nueva vacuna contra las garrapatas que parece ser efectiva para prevenir la enfermedad de Lyme.

De acuerdo a lo presentado en la publicación del Science Translational Medicine, la vacuna por ahora solo se ha probado en modelos animales. Específicamente, se ha utilizado únicamente en cobayas.

Sin embargo, el éxito del estudio abre las puertas para la realización de más investigaciones en el futuro. Unas que sí podrían traer noticias directamente más beneficiosas para los humanos.

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

Aunque aún es poco nombrada, la enfermedad de Lyme se ha hecho más común debido a algunas estrellas como Thalia y Justin Bieber, quienes la padecen. Básicamente, la condición es causada por la bacteria Borrelia burgdorferi que se transmite a través de la mordida de las garrapatas negras (Ixodes scapularis).

Cuando se la diagnostica de forma temprana, se puede tratar la infección (y sus síntomas) con antibióticos recetados por un profesional de la salud. En caso de que la enfermedad avance, se podrían comprometer otras partes del organismo como el sistema nervioso, el corazón y las articulaciones. Afortunadamente, con el tratamiento adecuado, incluso en esas etapas es posible hacer frente a la condición y superarla.

En general, se estima que en países como Estados Unidos al menos unas 40 mil personas pueden infectarse con la enfermedad cada año. Pero, de acuerdo a las perspectivas de los CDC (Centers for Desease Control and Prevention), el número real de contagios podría ser ocho o hasta diez veces mayor a lo reportado.

Con una situación así, no es extraño que se viera la necesidad de crear una vacuna o alguna otra protección contra la enfermedad de Lyme. De allí que surgiera la alternativa diseñada y probada en el reciente estudio.

¿Una vacuna contra la enfermedad de Lyme?

Insecto transmisor de la enfermedad de Lyme..
Vía stock-adobe.com

No exactamente. De hecho, la vacuna desarrollada por los investigadores en realidad está diseñada para alejar a las garrapatas y no para hacer frente directamente a la enfermedad.

Básicamente, la vacuna funciona como una “barrera” que impide que las garrapatas se alimenten correctamente. Como consecuencia, es posible evitar que los pequeños insectos transmitan la bacteria a nuestro organismo.

Imitando un proceso natural

De acuerdo al Dr. Erol Fikrig, autor principal del estudio, tanto los cobayas como algunas especies de conejos han logrado desarrollar dicha barrera de forma natural al ser picados repetidas veces. Ella se manifiesta simplemente con la forma de un enrojecimiento e inflamación de la zona de la picadora que termina por obligar a la garrapata a desprenderse y caer.

Según lo dicho por el también profesor de medicina que dirige un laboratorio de enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina de Yale, algunos humanos también han logrado desarrollar esa inmunidad natural. De allí que se vea como una posibilidad el uso futuro de una vacuna para alejar a las garrapatas y mantener a raya la enfermedad de Lyme.

La necesidad de una vacuna contra la enfermedad de Lyme

Aunque la vacuna no actúa directamente contra la condición, ha mostrado ofrecer una “inmunidad robusta a las garrapatas” en cobayas, lo que funciona como un mecanismo preventivo. Esa capacidad se hará cada vez más importante ahora que las garrapatas negras parecen estar extendiéndose por nuevos territorios.

Como consecuencia, llegarán a zonas donde antes no eran comunes y podrían infectar a incluso más personas. Por eso es vital contar de antemano con protecciones como la vacuna, para evitar la mayor cantidad de contagios de la enfermedad de Lyme.

Escribir un comentario