Una expedición científica a las profundidades marinas frente a las costas del estado mexicano de Baja en el Golfo de California, reveló algunos de los secretos de la vida marina en aguas profundas, incluidas seis especies animales posiblemente recién descubiertas.

La investigación, que fue dirigida por un grupo multidisciplinario de científicos de México y Estados Unidos, se llevó a cabo en el transcurso de 33 días abordo del barco de investigación del Schmidt Ocean Institute y se valió de un vehículo operado a distancia (ROV, por sus siglas en inglés) que ayudó a mapear el fondo del océano, tomar fotos y muestras, y desplegar otros equipos científicos.

Explorando las profundidades marinas

El Golfo de California tiene una profundidad promedio aproximadamente un kilómetro (alrededor de media milla), aunque hay lugares en los que se registran profundidades mucho mayores. Formado hace “apenas” 12,5 millones de años, este Golfo se distingue por varias placas tectónicas que se han dividido, formando cuatro cuencas oceánicas profundas que contienen características y formas de vida fascinantes poco estudiadas.

Uno de los momentos de mayor exaltación durante la expedición fue el avistamiento de un calamar gigante en todo su esplendor.

Uno de los principales objetivos de esta expedición a las profundidades marinas era comprobar lo que se conoce como respiraderos hidrotermales: fisuras en el fondo del océano que expulsan agua cálida y llena de minerales que proporcionan un hogar a todo tipo de criaturas y fascinantes formas de vida. Durante la expedición, los investigadores lograron registrar varios respiraderos, midiendo la temperatura del agua hasta 287 grados (Celsius 549 grados Fahrenheit).

El equipo exploró un respirado documentado en el año 2018 conocido como JaichaMaa ‘ja’ag, una palabra indígena yumana que se refiere al metal líquido. El nombre se debe a una de las características del respiradero: una cueva submarina donde el líquido caliente se acumula en la parte superior, creando un efecto de espejo que los investigadores describen como “un lago al revés”.

Criaturas surrealistas

Acerca de las criaturas avistadas en esta expedición al fondo del mar, los investigadores observaron gusanos de escamas (Peinaleopolynoe orphanae), también conocidos como “gusanos brillantes” debido a su apariencia colorida, los cuales solo se documentaron oficialmente en 2020. Esta expedición ayudó conocer más sobre este tipo de gusanos y otras especies, así como dónde prefieren vivir entre los respiraderos documentados.

Expedición profundidades marinas
Uno de los principales objetivos de la expedición era comprobar lo que se conoce como respiraderos hidrotermales.

Pero uno de los momentos de mayor exaltación durante esta expedición a las profundidades marinas, se produjo con el avistamiento de un calamar gigante (Magnapinnidae) en todo su esplendor, con sus ocho brazos y dos tentáculos esparcidos detrás de él.

Las grandes aletas de la criatura, que se extienden desde la parte principal de su cuerpo, llamada manto, se ondulan suavemente en el agua, de manera similar a como se agitan las aletas de una manta raya. El manto transparente contiene los órganos del calamar, que aparecen de color amarillo claro y rosa a la luz del ROV.

Hasta la fecha, ha habido menos de 20 avistamientos confirmados de este cefalópodo de aguas profundas, y este avistamiento reciente agrega uno más a esta selecta lista.

Los investigadores observaron gusanos de escamas, también conocidos como “gusanos brillantes” debido a su apariencia colorida.

Referencia: Windows to the Deep 2021: Southeast U.S. ROV and Mapping. NOAA Ocean Exploration, 2021. https://bit.ly/3HzKqW0

Escribir un comentario