El mundo de los micrófonos es mucho más amplio de lo que nos esperamos y cada uno de sus tipos tiene un uso específico que vale la pena conocer. Si sientes interés por este ámbito, acompáñanos en este recorrido para aprender más sobre estas valiosas herramientas de captación de sonido.

Tipos de micrófonos según su diafragma

Una de las formas más fáciles de clasificar los micrófonos es según el tamaño de su diafragma. Ese último es básicamente el material delgado que vibra cuando entra en contacto con el sonido. Gracias a dichas vibraciones se crean registros que luego se pueden almacenar y reproducir digitalmente para imitar el sonido captado.

Por eso, los tipos de micrófonos con grandes diafragmas terminan con un uso diferente a los que tienen uno pequeño o mediano. En general, los más voluminosos son los más detallados, ya que pueden sentir más vibraciones en el aire y captar las pequeñas diferencias entre sonidos.

Por su parte, los más pequeños, aunque menos detallados, suelen ser más livianos y fáciles de llevar. Como consecuencia, suelen ser más cómodos para transportarlos. Asimismo, pueden ser usados como herramientas para llevar ya sea como un accesorio cerca del rostro o como un pin en un instrumento musical. De esa forma, captan el sonido sin incomodar a la persona o músico que lo lleva.

Finalmente, los diagragmas medianos o “híbridos”, como su nombre lo indica, nos dan un poco de lo mejor de ambos mundos. En general, obtienen calidades de sonido bastante detalladas, pero no son tan aparatosos como los micrófonos de diafragma grande.

Tipos de micrófonos y su uso según sus patrones polares

Acá entramos en un territorio un poco más variado, pero igualmente necesario. Después de todo, cada uno de los tipos de micrófonos tiene un uso particular y se destaca por una serie de cualidades que nos ayudan a obtener los mejores resultados para la tarea que necesitemos.

En específico, los patrones polares nos hablan sobre la forma en la que los micrófonos captan el sonido. Es decir, nos muestran la forma en la que “escuchan” y, por ende, registran su entorno. Las categorías principales que podemos encontrar de ellos son:

Micrófonos cardioides

Para empezar, uno de los primeros tipos de micrófonos que debemos mencionar son los cardioides, cuyo uso se destaca en la captación de sonidos unidireccionales. En otras palabras, registran con facilidad todo lo que suene frente a ellos e ignoran o disminuyen el volumen de los alrededores.

Eso los hace perfectos si queremos evitar las interrupciones del ruido ambiental o queremos poder particular énfasis en un elemento en específico, como un cantante o un presentador. Como una de las mejores representaciones entre ellos está el micrófono dinámico Shure SM7B con conector XLR.

Micrófonos hipercardioides

También conocidos como micrófonos “súper” son otros de los tipos con un uso popular en el mercado. Al igual que los primeros, tienen un área de sensibilidad limitada, lo que evita la aparición de ruidos indeseados en la grabación.

Sin embargo, el espacio de captación y su rango es incluso más estrecho. Por lo que sus capacidades de aislamiento son incluso mejores. Como un ejemplo de eso tenemos el micrófono de Audio-Technica AT2040 que destaca sus mejores cualidades para la realización de podcast o programas de radio que requieren de sonidos ricos, cálidos y libres de ruido externo.

Micrófonos omnidireccionales

De entre los tipos de micrófonos, este podría considerarse la antítesis del anterior, ya que su uso también es diametralmente opuesto. Mientras que los anteriores se enfocan en una sola área, estos se encargan de recibir los sonidos de forma integral, prestando atención a de 360°.

En general, son más comunes en estudios de grabación o en espacios donde se requiera captar los sonidos completos de un ambiente. En general, no son los mejores para espacios ruidosos, pero son altamente útiles en entornos controlados.

Si te interesa conseguir un micrófono de este estilo podemos recomendarte los Maono WM820. Recientemente, TekCrispy realizó una reseña detallada sobre ellos que nos permitió reconocerlos como los más eficientes dentro de su rango de precios (por debajo de los 100 dólares)

Micrófonos en forma de 8

Siguiendo con el listado, los micrófonos en forma de ocho no son los tipos más conocidos, pero su uso sí está extendido en el mundo de la música. Como su nombre nos lo indica, son capaces de captar el sonido en un rango que asemeja la forma del 8.

En otras palabras, captan con claridad los sonidos de dos lados mientras que aíslan el ruido extra que se encuentre alrededor. Por lo general, suelen ser altamente útiles cuando se desea grabar el sonido de dos instrumentos o dos voces a través de un mismo canal.

Si quieres darle una prueba, podrías usar el modelo Monoprice LTM500 que no solo viene con forma de 8. De hecho, también es onnidireccional y cardioide, por lo que podrás adaptarlo a la situación que necesites.

Micrófonos de escopeta

tipos de micrófonos y su uso.

A estos tipos también se los conoce como micrófonos de “línea y gradiente” y su uso se destaca particularmente cuando se busca capturar audio focalizado. Su forma tubular los hace incluso más detallados que los cardioides y los súper, por lo que suelen utilizarse cuando se tiene interés en registrar un elemento muy particular.

De allí que puedan verse como adiciones para los instrumentos de músicos en algunas presentaciones en vivo o que también sean comunes en talkshows o programas de radio. Uno de los que más se destacan en esta área son los VidPro XM-88, que cuentan con todo un equipo de 13 piezas para aislar incluso más el ruido si es necesario, ya sea que se usen en exteriores o interiores.

Micrófonos conmutables

Finalmente, tenemos los micrófonos conmutables o “multipatrón” cuya cualidad principal es la capacidad de cambiar sus patrones polares. Gracias a eso, pueden ser tanto cardioides como súper, 8 o de línea cuando se lo necesita. Actualmente, estos tipos de micrófonos no son los más conocidos, pero su uso se está popularizando debido a su gran versatilidad.

Un claro ejemplo de eso son los micrófonos USB Blue Yeti que cuentan con hasta 30 opciones de configuración y pueden adquirirse por una inversión menor a los 200 dólares. Con ellos, se tendrá una herramienta con la que afrontar todos los desafíos, ya que se la podrá posicionar y configurar para que capte todo lo que necesitemos en el momento e ignore toda la retroalimentación que queramos dejar fuera de nuestro audio.

Escribir un comentario