Como bien sabemos, la gonorrea es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes que existen. Cuando hace presencia, sus síntomas más comunes suelen ser la sensación de ardor y dolor alrededor de los genitales. Ahora, un reciente caso de estudio ha añadido una posible nueva capa de conocimiento al presentar la particular situación de una niña pequeña que contrajo gonorrea al nadar en aguas termales.

Un caso particular: niña de 11 años contrae gonorrea al nadar en aguas termales

La particular ocurrencia fue registrada por Felicity Goodyear-Smith y Robert Schabetsberger y publicada en el Journal of Medical Case Reports durante el septiembre pasado. Dentro de escrito, se retrataba que la paciente fue una niña de 11 años que aparentemente contrajo gonorrea luego de nadar en aguas termales.

Por lo que se sabe, la familia de Austria habría viajado a Italia de vacaciones. Allí, como una de las actividades vacacionales, visitaron el cráter Specchio di Venere (“Espejo de Venus”) en la isla Pantelleria. Allí se encuentra un poso de agua termal que, según parece, podría haber albergado especímenes de la Neisseria gonorrhoeae, causante de la gonorrea.

Vía Pixnio.

Inicialmente, la niña reportó ardores y secreción vaginal, para lo que se compró una crema antimicótica de venta libre que funcionó a medias. Solo cuando finalmente estuvieron de vuelta en Austria y la llevaron al pediatra fue que finalmente se diagnosticó a la gonorrea como la causa de sus malestares.

¿Y qué pasó después?

Tal como ya se sabe, si una infección por gonorrea no es detectada y tratada rápidamente ella puede evolucionar y causar problemas de salud crónicos. Por ejemplo, se puede aumentar el riesgo de infertilidad o incluso también el de contraer otras infecciones de transmisión sexual.

Afortunadamente, ese no fue el caso actual. Una vez se detectó que la niña había contraído gonorrea en las aguas termales, se atacó e inmediato la infección con antibióticos. Según se reseña, en tan solo días desaparecieron los síntomas más molestos de la ETS. Un mes después, la pequeña fue declarada como totalmente libre de la infección y se ha recuperado sin inconvenientes.

¿Realmente es posible contraer gonorrea sin actividad sexual?

Vía Pixabay.

Aunque parezca poco probable, enfermedades comunes como la gonorrea no solo pueden pasarse a través de actos sexuales. Antes del actual caso de estudio, otras investigaciones ya habían señalado a los baños comunales y algunos objetos compartidos (como toallas de baño) como otros posibles campos de transmisión de la bacteria.

Nuestro caso sirve para ilustrar que el diagnóstico muy poco común de gonorrea en un niño puede ser el resultado de la transmisión no sexual de la infección, y que las piscinas calientes contaminadas son una fuente de infección muy rara que debe considerarse”, escribieron los autores.

Como consecuencia, la situación de la niña que contrajo gonorrea en las aguas termales ha confirmado lo que se temía: la gonorrea puede tener más medios de transmisión que tan solo el sexual. Por consiguiente, a la hora de diagnosticarla, también será necesario tener en cuenta dichos escenarios poco probables, pero –como hemos visto– no imposibles.

Referencias:

Gonococcus infection probably acquired from bathing in a natural thermal pool: a case report (2021) Journal of Medical Case Reports: https://doi.org/10.1186/s13256-021-03043-6

Transmission of Neisseria gonorrhoeae from a toilet seat (2004) BMJ Journals: http://dx.doi.org/10.1136/sti.2003.008714

Escribir un comentario