Si al leer el título de esta nota pensaste en la famosa película ‘Inception’, entonces no estás muy lejos de entender lo que ocurrió en el estudio que estamos a punto de explicarte. En abril del 2021, un grupo de científicos experimentó introducirse en los sueños lúcidos de un grupo de voluntarios. Pero, ¿cómo lo lograron?

Empecemos por explicar algunos términos, como el de los sueños lúcidos. Como su nombre lo indica, estos son sueños en los que el individuo puede notar que está soñando y, por tanto, manipular lo que ocurre a su alrededor, como si fuera el director de su propio sueño.

Según las estadísticas, esta habilidad está presente en más o menos la mitad de la población. Alrededor del 20% de las personas es capaz de experimentar sueños lúcidos al menos una vez al mes y solo 1% es capaz de hacerlo una vez a la semana.

'Inception', película en la que los protagonistas logran introducirse en sueños lúcidos
Película ‘Inception’ (2010)

Aún faltan muchas investigaciones que puedan explicar por completo los aspectos del sueño, pero de lo que estamos seguros es que los sueños lúcidos ocurren durante la etapa de movimiento ocular rápido, también conocida como la fase REM del sueño. En esta, es común experimentar incluso otros tipos de fenómenos, como el de las parálisis del sueño.

Entendemos entonces que en los sueños lúcidos el individuo está al tanto de lo que ocurre y controla todo a su alrededor. Sin embargo, los investigadores querían ir más allá, así que decidieron averiguar en qué grado el soñador podía elegir comunicarse con el mundo exterior.

Comunicarse con los sueños

Comunicándose en los sueños lúcidos

Así, se reunió un equipo internacional de investigadores liderados por Karen Konkoly de la Universidad Northwestern para comprobar si era posible introducirse en los sueños lúcidos de alguien intentando comunicarse con la persona que está soñando. Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Current Biology.

Para el experimento de introducirse en los sueños lúcidos, reunieron a varios individuos, de los cuales algunos eran muy experimentados en sueños lúcidos y otros aún novatos. Luego, utilizaron un método creado por la doctora Michelle Carr en el que combinaron luces parpadeantes y sonidos, los cuales eran aplicados a los voluntarios durante el día para acostumbrarlos a que esa era la señal para que su sueño se volviera lúcido. La idea era que los individuos captaran estas señales y se volvieran conscientes de sus pensamientos y sensaciones, considerando si lo que experimentaban se trata de un sueño o no.

También los entrenaron para que, si entraban en un sueño lúcido, hicieran amplios movimientos horizontales con los ojos para indicarle a los investigadores que efectivamente habían captado la señal y comunicarse con ellos.

Así, una vez que habían obtenido respuesta por parte de las personas dormidas, los investigadores empezaron a hacerles varias preguntas sencillas, como “¿cuánto es ocho menos seis?”. Exitosamente, dos movimientos horizontales con los ojos les indicaron la respuesta.

Como conclusión, se demostró que es posible la comunicación bidireccional entre una persona despierta y una persona en un sueño lúcido. 

Útiles en muchas áreas

Niña teniendo un sueño lúcido

El sueño lúcido puede llegar a ser muy útil  en varios ámbitos. Por ejemplo, aquellas personas que sufren de pesadillas recurrentes podrían ser entrenadas para que elijan despertarse o, en su defecto, cambiar las condiciones del sueño.

También podrían utilizarse para practicar habilidades motoras, tal como lo demostró un estudio de Daniel Erlacher, de la Universidad de Heidelberg, y del doctor Michael Schredl del Instituto Central de Salud Mental en Mannheim. En este, los participantes debían lanzar una moneda a una taza en sus sueños y se demostró que su habilidad en la actividad había mejorado considerablemente al hacerlo despiertos.

Otra área beneficiada con los sueños lúcidos es, evidentemente, la de la creatividad, pues en este se pueden conseguir perspectivas diferentes de los personajes en el sueño.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Esta habilidad también puede ser utilizada para propósitos muy diferentes, como el de la publicidad.

Así lo demostró la marca de cerveza Coors, la cual experimentó incluir su producto en los sueños de algunos voluntarios. Si bien este intento fue bastante criticado por los científicos del sueño, el mismo le abre las puertas a nuevas utilidades de los sueños lúcidos.

La ciencia está al tanto de la importancia de estar consciente cuando soñamos, al punto que han desarrollado métodos para poder tener sueños lúcidos. En definitiva es una experiencia bastante curiosa que vale la pena probar.

Escribir un comentario