La enfermedad ocular tiroidea es un trastorno del sistema inmunológico que puede conducir a la pérdida de la visión, pero el año pasado un tratamiento innovador aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos puso fin a este pronóstico tan desalentador.

Con este medicamento, cuyo nombre comercial es Tepezza (teprotumumab), los pacientes pueden prescindir la cirugía para evitarlo. Pero ahora un nuevo estudio presentado en la 125a reunión anual de la Academia Estadounidense de Oftalmología le atribuye beneficios más amplios.

Los hallazgos sugieren que los pacientes con inflamación leve también pueden experimentar una reducción del abultamiento de los ojos que caracteriza al trastorno.

Sobre la enfermedad ocular tiroidea

La enfermedad ocular tiroidea es una afección del sistema inmunológico en la que los músculos y los tejidos grasos detrás del ojo se inflaman. En consecuencia, los ojos sobresalen de su cavidad y se muestran abultados hacia adelante.

El trastono es poco común, pues ocurre a una tasa de aproximadamente 19 de cada 100,000 personas por año, pero sus síntomas varían de leves a graves. Estos incluyen enrojecimiento en el blanco de los ojos, irritación, dolor y presión en el ojo, ojos secos o llorosos, sensibilidad a la luz, ojos saltones, ojos desalineados y visión doble. En algunos casos, también pueden causar pérdida de la visión.

La variabilidad de sus síntomas radica principalmente en la inflamación. A medida que pasa el tiempo, la enfermedad progresa pero la inflamación se reduce y, en algunos casos, desaparece. Sin embargo, el dolor, el abultamiento de los ojos y la visión doble pueden persistir.

Un tratamiento para síntomas leves

Tras su aprobación, los investigadores quisieron determinar si el tratamiento contra la enfermedad ocular tiroidea funcionaba también en los casos más leves. Hasta entonces, se habían realizado dos ensayos aleatorizados que proporcionaron la evidencia de su efectividad en casos más avanzados.

En esta oportunidad, proporcionaron Tepezza a 15 pacientes que tenían una puntuación de actividad clínica de 4 o menos; es decir, tenían una inflamación ocular leve debido a la enfermedad.

Los resultados seis meses después fueron alentadores. 86,7 por ciento respondió al tratamiento con una reducción media de la inflamación del ojo de 2,9 ± 1,7 mm. Entre los pacientes con una puntuación de actividad clínica de menos de 3, el 83,3 por ciento respondió al tratamiento; en estos, hubo una reducción de la proptosis de 2,6 ± 1,4 mm en promedio.

El primer tratamiento aprobado contra la inflamación ocular también puede aliviar otros síntomas

“Sabemos por los ensayos clínicos de fase 2 y 3 que Tepezza es eficaz para reducir la proptosis en pacientes con enfermedad ocular tiroidea con alta actividad inflamatoria”, dijo Raymond Douglas, MD, Ph. .D., Investigador del estudio y director del Programa de Enfermedades Oculares Orbitarias y Tiroideas, Centro Médico Cedars-Sinai. “Nos complace ver una eficacia comparable en aquellos con inflamación de bajo nivel”.

Por tanto, no solo estamos hablando del primer y único medicamento recetado para tratar la enfermedad ocular tiroidea avanzada. Ahora los médicos también podrán considerar esta opción para abordar otros síntomas graves inherentes aunque haya poca o ninguna actividad inflamatoria.

Referencia:

People with mild thyroid eye disease benefit from breakthrough treatment. https://medicalxpress.com/news/2021-11-people-mild-thyroid-eye-disease.html

Escribir un comentario