El virus de inmunodeficiencia humaba (VIH) ha estado entre nosotros por décadas y, con el paso del tiempo, hemos desarrollado algunas estrategias con las que hacerle frente. Pero aún estamos lejos de haber encontrado una cura para la enfermedad. Por ese motivo, en el campo de la medicina se ha producido revuelo después de identifica a una nueva paciente que logró superar el virus de forma natural.

Sobre los tratamientos contra el VIH

Como ya lo mencionamos, en la actualidad tenemos muchas más formas de hacer frente al VIH en comparación con épocas pasadas. Para el momento, se han desarrollado tratamientos cada vez más avanzados y los científicos tanto de academias como Oxford como de empresas como Moderna han iniciado ensayos para medir la efectividad de las vacunas contra el VIH.

Mientras tanto, los tratamientos típicos, con cocteles de anticuerpos (Terapia antiretroviral), también se han hecho cada vez más efectivos. De hecho, ellos permiten a las personas controlar por completo el virus del VIH de forma que no se pueda extender por el organismo ni contagiar a otras personas.

Sin embargo, en eso no hace que el virus desaparezca por completo. En realidad, un paciente de VIH pocas veces puede realmente superar el virus y eliminarlo de su organismo. Por lo que las medicaciones con terapias de anticuerpos deben mantenerse por toda su vida.

Vía stock.adobe.com

Con otros métodos, como la transferencia de médula ósea, se han conseguido resultados más definitivos. Después de todo, con ella se ha reemplazado por completo el sistema inmunológico de los pacientes, de forma que se ha erradicado la acción del VIH.

Sin embargo, un proceso como ese no solo es complicado que tiene una muy baja tasa de éxito. Actualmente, solo dos casos exitosos se han registrado luego de realizar tal tratamiento. Por lo que, las alternativas con anticuerpos siguen siendo las más efectivas y también seguras… por ahora.

Los “controles élite” y su utilidad para la medicina

Para que tratamientos como el trasplante de médula ósea sean exitosos, el donante debe poseer una mutación especial en su ADN que los hace naturalmente más resistentes al VIH. Dentro de ese espectro están los pacientes con VIH que, aunque no han podido superar el virus, tampoco lo dejan avanzar –sin tener que depender de ningún tratamiento–.

Por ese motivo, los miembros del Ragon Institute, del Massachusetts General Hospital, del Massachusetts Institute of Technology y de la universidad de Harvard los han estudiado por años como parte de sus “controles élite”. Todo debido a que en sus organismos se encuentra escondida la clave para combatir y controlar el VIH.

Ahora, dentro de ellos, en el 2017 se encontró el caso de una mujer que parecía haber no solo controlado el virus, sino que lo había eliminado por completo de su organismo. Por lo que se convirtió en un objeto de estudio particular, con una capacidad incluso más avanzada para hacer frente a la enfermedad. Pero, por ser un caso único, se pensó que su capacidad era más una excepción que una regla entre nuestra especie.

Un hallazgo inesperado entre los “controles élite”: una segunda paciente que pudo superar el virus por sí sola

Paciente VIH positivo supera naturalmente la enfermedad.
Vía bigstockphoto.com

Recientemente, un nuevo estudio que ha vuelto a analizar los datos de los “controles élite” ha encontrado a un segundo paciente que ha podido superar por completo al virus del VIH. En consecuencia, los científicos no solo identificaron a otro posible objeto de estudio, sino que también se ha desbloqueado una nueva posibilidad para la medicina.

De la primera paciente no se sabían los tiempos entre el contagio y la desaparición total de la enfermedad. En el nuevo caso, se ha determinado un rango de 7 años entre uno y otro –sin que la mujer se sometiera a ningún tipo de tratamiento–.

Por ende, los científicos han llegado a dos conclusiones. En primer lugar, la posibilidad de hacer que el VIH desaparezca del organismo es más alta de lo que pensábamos. Eso además de que se puede alcanzar en un periodo de tiempo relativamente corto de tan solo unos años.

Por otro lado, en segundo lugar, también se ha abierto la posibilidad de que existan más personas con esta particular resistencia contra la enfermedad. En otras palabras, es posible que en el mundo exista más de un paciente capaz de superar por completo el virus del VIH de forma natural. De hecho, incluso es posible que existan algunos individuos que ni siquiera estén conscientes de la inmunidad particular que poseen.

Una oportunidad de oro para el futuro

Para los investigadores, el poder contar con los nuevos sujetos podría hacer la diferencia para el desarrollo de tratamientos futuros. Ahora, no solo tienen casos de individuos que resisten y controlan la enfermedad, sino de otros que pueden eliminarla por completo.

Con los datos recolectados, se puede intentar reproducir la respuesta inmune en pacientes comunes. De esa forma, un paciente que de otro modo estaría condenado a un tratamiento para toda la vida, podría conseguir una forma más directa de superar al virus del VIH.

Claramente, esa posibilidad aún está en el futuro lejano y falta recolectar y analizar muchos datos para poder conseguir propuestas concretas. Sin embargo, ahora que esa puerta se ha abierto, la ciencia no dudará en dar los pasos que sean necesarios para encontrar la posible cura que se oculta al otro lado del umbral.

Referencia:

A Possible Sterilizing Cure of HIV-1 Infection Without Stem Cell Transplantation: https://doi.org/10.7326/L21-0297

Escribir un comentario