La identidad de marca de una empresa o negocio no es sólo el logo, va mucho más allá. Tiene que ver con una serie de elementos que ayudan a reforzar la imagen y el nombre del emprendimiento. Entre estos elementos se encuentra el correo electrónico empresarial. En este artículo, vamos a contarte todo lo que debes saber para crear uno.

Antes de comenzar a hablar de los pasos para crear un correo electrónico empresarial, es necesario desglosar los elementos para que puedas entenderlo todo. Hablemos del dominio y del correo empresarial o profesional.

Dominio, ¿qué es y dónde conseguirlo?

El dominio es el nombre de un sitio web. Podríamos decir que es la dirección electrónica de un negocio o emprendimiento. Su importancia radica en que es la forma en que los usuarios van a encontrarte en internet y, a diferencia de la dirección física, el dominio es totalmente personalizable.

Este elemento está compuesto por el nombre de dominio (que puedes elegir libremente) y la extensión (existe una lista finita donde puedes seleccionar el que consideras más adecuado). La concatenación de estas partes conforman el dominio propiamente dicho.

Existen múltiples proveedores donde puedes adquirir el dominio en internet. De hecho, algunos de ellos ofrecen servicio de hosting por lo que podrías adquirir el plan y evitar problemas futuros.

¿Qué es un correo empresarial y para qué sirve?

Mano sobre barra espaciadora de una laptop.

El correo empresarial es aquel que tiene un dominio que está asociado al negocio. Puede ser el mismo dominio que se utiliza en el sitio web (de hecho, es lo recomendable) en caso de que tengas uno.

Este tipo de correo sirve para crear una imagen más profesional de la empresa. Al momento de contactarse con clientes, a la vez, es importante brindar seguridad y confianza. El correo empresarial, al tener un dominio confirmado, genera mayor solidez en la comunicación.

Otra ventaja que tiene es que puedes personalizar tu firma y dividir la comunicación. Muchas veces resulta complicado tener todo en el mismo correo, la departamentalización de la comunicación es la solución a este problema.

Pasos para crear un correo empresarial

Nota adhesiva y piezas de Scrabble que forman la palabra TO DO.

Aunque no lo creas, crear un correo empresarial es más fácil de lo que parece. A continuación, vamos a detallarte los pasos que debes seguir.

#1 Adquiere el dominio que deseas

Si tienes un sitio web, es probable que ya hayas buscado tu dominio ideal. Si aún no posees una web propia, es importante que sepas que, aunque lo recomendable es tener un sitio no es necesario para el correo empresarial. Para este tipo de correo sólo necesitas tener un dominio personalizado.

El dominio, como mencionamos anteriormente, puedes adquirirlo con diversos proveedores online. Existen muchas opciones y precios. El costo dependerá de la demanda que tenga el nombre de dominio que hayas seleccionado y la extensión que desees utilizar (algunas son más populares que otras).

#2 Selecciona un plan de hosting que tenga opción para mails

La mayoría de los planes de hosting que existen en el mercado brindan la opción de mails. Sin embargo, es importante que te asegures que el plan que contrates te sea funcional a los objetivos que deseas cumplir.

Para esto, a la hora de contratar un servicio de alojamiento, investiga todas las características que posee. Lo mejor es contratar un hosting que contenga cPanel para manejar mejor todos los servicios y elementos.

Otra buena recomendación es optar por el mismo proveedor en el que contratas el dominio. Esto, por lo general, hace que las cosas sean mucho más fáciles de conectar y manipular.

#3 Elige una estructura para tus correos

¿A qué nos referimos con estructura? Al momento de crear los correos necesitas seguir un patrón para que no queden todos diferentes. Existen diversas estructuras que puedes utilizar.

Debes decidir la estructura teniendo en cuenta al personal que tienes, sus nombres y la posibilidad de expansión.

#4 En el panel de control, crea las direcciones de correo con sus contraseñas

Finalmente, llega el momento de crear las direcciones. Cuando tengas la estructura decidida, pon manos a la obra y comienza a crear los correos empresariales que necesitas.

Es importante que tengas en cuenta la importancia de las contraseñas para que nadie pueda vulnerar la seguridad de cada cuenta. Opta por utilizar generadores de contraseñas aleatorias para evitar posibles problemas en el futuro.

Pantalla de móvil que muestra la aplicación de correo electrónico con un pulgar seleccionando.

Muchos consideran que tener un correo empresarial es sólo para grandes negocios. La realidad es que cualquier persona que desee comenzar a trabajar de forma profesional puede acceder a un correo que le ayude a mejorar su identidad de marca. ¿Estás listo para mejorar tu imagen?

Escribir un comentario