Mantener la salud de nuestros dientes es una de las tareas que definitivamente no debemos descuidar si queremos ahorrarnos trabajos y dolores posteriores. Sin embargo, existen experiencias que, sin importar cuánto nos cuidemos, igual deberemos pasar. Un ejemplo de ello es la salida de las muelas del juicio, que puede ser tan dolorosa que ha causado que algunas personas se preocupen sobre la posibilidad de que puedan reaparecer.

Para tocar el tema, el portal LiveScience repasó todo lo que sabemos cobre las muelas del juicio. Ahora, acá te contaremos los detalles más resaltantes del escrito y por qué se ha llegado a creer que dichos dientes pueden “reaparecer”.

Sobre las muelas del juicio

También conocidas como “terceros molares”, las muelas del juicio son básicamente un tercer grupo de muelas que crecen en nuestra boca entre la adolescencia y la adultez temprana. En general, todas las personas experimentan su aparición tarde o temprano, pero definitivamente no es la misma experiencia para todos.

Si están bien posicionadas, las muelas de juicio empujaran hacia arriba, atravesarán la encía y tomarán su lugar al fondo de nuestra boca. Por otra parte, si nuestra cavidad bucal tiene poco espacio, entonces es probable que la muela del juicio deba presionar “de lado” para intentar encajar en el espacio.

Es allí donde la mayoría de las muelas del juicio se convierten en un problema para las personas y deben ser removidas, una experiencia que para muchos resulta altamente incómoda y podría dejarnos rogando que un problema como ese nunca vaya a reaparecer.

Si es un proceso natural… ¿por qué duele?

En general, si las muelas del juicio están creciendo diagonalmente, usualmente implica que empezarán a impactar con los molares del frente, causando dolor y, hasta posiblemente, dañando los dientes. De allí que se haga necesario extraerlas para evitar que el resto de la dentadura se mueva o que se generen más dolores.

Muelas del juicio.en la boca.
Vía stock.adobe.com

Como si fuera poco, incluso cuando las muelas de juicio están creciendo con normalidad, la posibilidad de sentir dolores también existe. En ese caso, ello usualmente se da como un resultado de la inflamación de las encías que se pueden infectar debido a una limpieza limitada porque el diente está muy atrás o no ha emergido por completo.

No, las muelas del juicio no “reaparecen” después de ser extraídas

Afortunadamente, una vez nos hayamos extraído las muelas del juicio, no tendremos que preocuparnos por que puedan “reaparecer” de nuevo. De hecho, eso es simplemente imposible, las muelas del juicio son un número limitado de dientes y no se generarán más una vez ellos sean removidos.

Pero… ¿entonces qué dio lugar a esa creencia? Sencillo, la irregularidad que usualmente hay en su cantidad. Algunas personas ya no tienen ninguna, otras una, dos o tres. De acuerdo al Dental Research Journal, citado por LiveScience, entre el 5 y 37% de las personas están en los grupos anteriores.

Por otro lado, lo más común es que los individuos tengan 4 muelas del juicio. Pero, se puede ser dar el caso de que haya incluso más. Es en esa última situación que se llega a sospechar de una posible “reaparición” de las muelas del juicio. Pero la verdad es que dicho número ya estaba predeterminado y no se debe a ninguna regeneración del diente ni nada parecido.

Pero… ¿por qué las muelas del juicio están ahí en primer lugar?

En la actualidad, las muelas del juicio, así puedan reaparecer o no, son una molestia para la mayoría. Entonces, eso puede llevar a preguntarnos por qué están allí en primer lugar.

Investigaciones anteriores han respondido a eso al explicar que las muelas del juicio eran una herramienta útil para nuestros antepasados. Anteriormente, nuestras mandíbulas eran más grandes y la tercera hilera de molares nos ayudaba a desgarrar la carne con mucha más facilidad.

En los tiempos que corren, con los cambios en nuestra estructura ósea y en nuestra dieta, los terceros molares ya no tienen una utilidad real. Por lo que, probablemente, después de unas cuantas generaciones, la naturaleza misma podría encargarse de (finalmente) deshacerse de ellos.

Escribir un comentario