La empresa de turismo espacial Virgin Galactic ha vendido alrededor de 100 boletos para viajes al espacio desde que su fundador, el multimillonario Richard Branson, atravesó los límites de la atmósfera terrestre el verano pasado.La información proviene de la presentación reciente de sus resultados financieros.

Ahora los futuros pasajeros esperan con ansias una experiencia literalmente extraplanetaria para fines de 2022, fecha en la cual se espera que arranquen estos servicios en la compañía.

Virgin Galactic: más de 100 boletos vendidos en menos de medio año

Según lo informado en el comunicado, el precio actual es de 450,000 dólares por asiento en la nave espacial; este está muy por encima de los entre 200,000 a 250,000 dólares que pagaron otros 600 clientes entre 2005 y 2014. A pesar de ello, desde el verano, Virgin Galactic ha vendido alrededor de 100 boletos; esto sumaría un total de 700 boletos en toda su historia.

“La demanda de viajes espaciales es fuerte y hemos estado vendiendo asientos antes del ritmo que habíamos planeado”, dijo el CEO Michael Colglazier en un comunicado oficial de la compañía.

Los reveses después del ascenso de Richard Branson

Virgin Galactic surgió en 2004 del gigante Virgin Group con el objetivo de incursionar en un sector poco explotado para entonces: el turismo espacial. Más de una década después, su fundador logró llegar al espacio en una exitosa misión ejecutada en julio de este año, poco después de que Jeff Bezos, el propietario de su competencia Blue Origin, lograra una hazaña similar.

Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, enseñando un prototipo desde su avión.
Richard Branson enseñando un prototipo de avión. Crédito: EFE.

En aquel momento, muchos aplaudieron estas proezas, mientras que otros recordaron que aún no se les podía considerar astronautas. Desde entonces, la compañía ha continuado con sus proyectos y, como es común, ha enfrentado reveses que podrían poner en juego su continuidad en la carrera espacial.

Por ejemplo, en septiembre de este año, la la Administración Federal de Aviación (FAA) suspendió por un período breve a Virgin Galactic tras descubrir que el vuelo de julio no fue tan perfecto como muchos pensaban. El argumento fue que la nave se desvió de su espacio aéreo asignado sin comunicar el percance a las autoridades competentes.

La meta inmediata es mejorar sus vehículos

Luego, en octubre, Virgin Galactic anunció que pospondría una misión con miembros de la Fuerza Aérea Italiana por varios meses. Esta vez la causa fue más técnica; las pruebas de laboratorio revelaron que la resistencia de los materiales usados en sus vehículos podría haber caído por debajo de los márgenes requeridos.

Dos aviones espaciales de Virgin Galactic, la unidad y la nave nodriza, se separan mientras vuelan muy por encima del puerto espacial de América, cerca de Truth and Consequences, Nuevo México.
Dos aviones espaciales de Virgin Galactic separándose mientras vuelan.

Para confirmarlo y, si fuera el caso, solucionarlo, sería necesario realizar análisis más detallados que tomarían más tiempo. Y, de hecho, es una meta planteada ya que la empresa está trabajando actualmente en perfeccionar sus vehículos.

“Estamos entrando en el período de mejora de nuestra flota con una hoja de ruta clara para aumentar la durabilidad, confiabilidad y previsibilidad de nuestros vehículos en preparación para el servicio comercial el próximo año”, afirmó Colglazier.

Y es que los boletos de Virgin Galactic corresponden a un viaje en un portaaviones. El plan de despegue inicia horizontalmente para luego ganar gran altitud y lanzar un avión espacial propulsado por cohetes que se eleva hasta llegar al espacio.

Referencia:

Virgin Galactic has sold 100 more space tickets. https://phys.org/news/2021-11-virgin-galactic-sold-space-tickets.html

Escribir un comentario