Desde el inicio de la pandemia, los científicos han estado explorando posibles tratamientos contra la infección con SARS-CoV-2. A casi dos años del inicio de la pandemia, y con más de 5 millones de muertes por su causa, hay dos tratamientos prometedores en juego. Uno de ellos fue desarrollado por Pfizer, la misma compañía que fabricó una vacuna contra la COVID-19, y es una pastilla antiviral llamada paxlovid.

Un nuevo gran estudio sobre el medicamento experimental ha revelado que es capaz de reducir las hospitalizaciones y muertes por COVID-19 en casi un 90 por ciento. Pfizer publicó los detalles de su estudio a través de un comunicado oficial. Y aunque los resultados no han sido revisados por pares, esto podría significar que probablemente ya estemos ante una cura para la enfermedad.

¿Qué es paxlovid?

Paxlovid es una pastilla antiviral inhibidora de la proteasa del SARS-CoV-2 diseñada específicamente para administrarse por vía oral de forma temprana. Su objetivo es evitar enfermedad grave tras la infección con el coronavirus, la hospitalización y la muerte, en especial en personas con factores de riesgo.

Su componente, PF-07321332, funciona bloqueando la actividad de la proteasa SARS-CoV-2-3CL, una enzima que el coronavirus usa pra replicarse. De este modo, evita que el patógeno siga secuestrando células y, por ende, la propagación de la infección en el cuerpo. Este se aplica con una dosis baja de de ritonavir ayuda a ralentizar el metabolismo, o degradación, de PF-07321332, de modo que este pueda permanecer por más tiempo activo en el cuerpo.

Un ensayo que incluyó personas no vacunadas y con factores de riesgo

Para el ensayo de fase 2/3 que evaluó la efectividad de la pastilla antiviral contra COVID-19 de Pfizer, los investigaron extrajeron y analizaron los dato de 1219 adultos, todos con un diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 confirmado por exámenes de laboratorio.

Los requisitos para participar eran estar dentro de un período de cinco días con síntomas entre leves y moderados. Además, debían tener al menos una condición preexistente que aumentara el riesgo de desarrollar un cuadro grave por la infección; entre ellas, obesidad, diabetes o enfermedades cardíacas.

Estas personas no estaban vacunadas contra COVID-19, por lo que su vulnerabilidad era mayor en comparación con quienes han recibido ambas dosis. Entonces les administraron paxlovid o un placebo de forma aleatoria por vía oral cada 12 horas durante cinco días.

Reducción de 89% de hospitalizaciones por COVID-19 con la pastilla antiviral

Según los resultados expuestos en su comunicado, hubo una reducción del 89 por ciento en el riesgo de hospitalización relacionada con COVID-19 o muerte por cualquier causa entre los que recibieron el medicamento en comparación con los pacientes que recibieron el placebo.

Solo 0.8 por ciento de los pacientes que recibieron paxlovid requirieron hospitalización, mientras que 7 por ciento de los que recibieron placebo fueron hospitalizados o murieron (27/385 hospitalizados con 7 muertes posteriores).

Virus SARS-CoV-2 para el que fue diseñado una pastilla antiviral
Vía shutterstock.com

Pero los beneficios no parecen limitarse únicamente a quienes recibieron el tratamiento de forma temprana. La compañía afirma que los pacientes tratadas dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas mostraron una tendencia similar de reducción de riesgo de hospitalización o muerte por la infección.

Apenas 1 por ciento de los pacientes que recibieron paxlovid fueron hospitalizados hasta el día 28 (6/607 hospitalizados, sin muertes) en comparación con el 6.7 por ciento de los pacientes que recibieron el placebo (41/612 hospitalizados y 10 muertes).

¿Una segunda pastilla antiviral contra COVID-19?

Los resultados son, sin lugar a dudas, alentadores tomando en cuenta la necesidad urgente que tiene el mundo de un tratamiento contra la enfermedad. Sin embargo, Pfizer lo informa apenas horas después de que Reino Unido aprobara el uso de emergencia de otra pastilla antiviral contra COVID-19 llamada monulpiravir, desarrollada por Ridgeback Biotherapeutics y Merck Sharp and Dohme.

Ahora queda esperar la revisión por pares y, de ser satisfactoria, la solicitud de aprobación a los organismos sanitarios correspondientes. Con paxlovid en juego, tendríamos dos tratamientos en juego que podrían no solo evitar más muertes vinculadas a una enfermedad que llegó para quedarse, sino también aliviar la carga de los hospitales.

Referencia:

Pfizer’s novel COVID-19 oral antiviral treatment candidate reduced risk of hospitalization or death by 89% in interim analysis of phase 2/3 EPIC-HR study. https://www.pfizer.com/news/press-release/press-release-detail/pfizers-novel-covid-19-oral-antiviral-treatment-candidate

Escribir un comentario