Los bloqueos y cierres ocasionados por COVID-19 llevaron a la quiebra a numerosos negocios, mientras que otros experimentaron un repunte impresionante. Con ello no nos referimos únicamente a los servicios de entrega a domicilio, sino a las ventas de alcohol y cannabis, que se incrementaron significativamente con la pandemia.

Un estudio realizado en Canadá arroja evidencia de ello. Según sus autores, desde marzo de 2020, las ventas mensuales de alcohol aumentaron en un promedio de 5,5 por ciento sobre las ventas esperadas. Además, las ventas de cannabis tuvieron un aumento mucho más pronunciado del 25 por ciento.

Ventas de alcohol y cannabis antes y después de la pandemia

Los datos de este estudio se extrajeron de Statistics Canada. Estos corresponden a 16 meses de ventas de alcohol y cannabis en un período anterior y posterior a la pandemia de COVID-19; especìficamente, usaron como referencia el período noviembre de 2018 a febrero de 2020 y lo compararon con marzo de 2020 a junio de 2021.

Después de analizarlos, los investigadores descubrieron que durante el período de la pandemia, los canadienses gastaron 1.860 millones de dólares más en alcohol de lo que se esperaba en función de la tendencia previa. Por su parte, los aumentos de las ventas de cannabis fueron 811 millones de dólares por encima de la cantidad prevista.

Las ventas de alcohol se estabilizaron, las de cannabis siguieron elevadas

El estudio arrojó resultados que confirman una vez más el alto impacto que tuvo la pandemia sobre la vida de las personas. Para marzo de 2020, las ventas de alcohol y cannabis aumentaron aproximadamente un 15 por ciento por encima de lo esperado. En aquel entonces, el coronavirus ya se había extendido por buena parte del mundo y la Organización Mundial de la Salud había declarado oficialmente pandemia.

Mujer sosteniendo una copa con alcohol frente a una laptop durante el confinamiento por la pandemia.

Sin embargo, después de este repunte, las ventas de alcohol volvieron a cifras más similares a las esperadas, aunque siempre manteniéndose elevadas. Mientras tanto, las ventas de cannabis continuaron en su auge superando los niveles pronosticados según las tendencias previas durante todo el período de 16 meses. Este resultado es coincide con el obtenido por el Centro de Adicciones y Salud Mental en un estudio separado.

“Estos resultados ofrecen una de las primeras perspectivas nacionales sobre los cambios en el consumo de alcohol y cannabis durante la pandemia”, dijo James MacKillop, director del PBCAR y coautor del estudio. “Estos datos de ventas nos brindan la oportunidad de cuantificar los impactos de la pandemia en dos de las sustancias de uso más común en todo el país”.

¿Más demanda general de marihuana o más demanda legal?

En cuanto al porqué de este aumento persistente en el tiempo, hay una explicación potencial en juego. Existe la posibilidad de que la pandemia haya desplazado a los consumidores de cannabis del mercado ilegal al legal en línea.

Esto podría explicar, en parte, el incremento de sus ventas, y sugeriría además que este no es tan abismal como hacen ver los resultados. También explicaría por qué las ventas de alcohol, con mayor trayectoria de legalidad, no mostraron un aumento tan abismal y prolongado.

Ahora bien, no está claro si ocurrió mismo fuera de Canadá; sin embargo, estos hallazgos podrían servir como base para estimar los posibles impactos clínicos y efectos sobre la salud pública de la pandemia, más allá de las infecciones con el SARS-CoV-2.

Referencia:

National Retail Sales of Alcohol and Cannabis During the COVID-19 Pandemic in Canada. https://jamanetwork.com/journals/jamanetworkopen/fullarticle/2785803

Escribir un comentario