Una imagen impactante ha capturado la mirada del jurado en el concurso Fotógrafo europeo de vida salvaje 2021. De una forma única, el fotógrafo español Angel Fitor ha logrado capturar en una foto un momento único entre un par de medusas que comparten un ‘ballet’ por las aguas del Mar Menor.

Con la imagen, Fitor no solo nos regala la captura de un instante mágico en la naturaleza, sino también una advertencia. Una que ve la de la mano con la belleza capturada en su foto y el peligro en el que se encuentra debido a la acción y contaminación humana.

‘El ballet de las Medusas’, la fotografía que se destaca por una curiosa ilusión

En inglés, la composición ha sido titulada ‘Jellyfish Ballet’ que, en español, puede simplemente traducirse como ‘El Ballet de las Medusas’. A primera vista, la imagen nos puede hacer pensar que al menos una docena de medusas mediterráneas (Cotylorhiza tuberculata) se encuentran casi asomándose en la superficie del agua.

Foto medusas en medio de su ballet.
Crédito: Angel Fitor/European Wildlife Photographer of the Year 2021.

Sin embargo, la realidad es que solo dos de ellas estuvieron durante el atardecer en el que Fitor tomó la fotografía. Por lo que, las 11 medusas que aparecen en la imagen son en realidad solo dos. Pero definitivamente no están allí por arte de magia.

De hecho, Fitor se organizó para poder tomar varias fotografías en serie, una detrás de la otra, siguiendo el camino del par de medusas. En consecuencia, la foto final, al superponerse todas las imágenes tomadas, crea esa ilusión de cantidad, como si las medusas estuvieran coordinando una danza de ballet.

Una obra de la perseverancia

Fitor reveló que, aunque presentó la fotografía en el 2021, su visión lo llevó a esperar por la toma perfecta por años. De hecho, hasta el 2014, año en el que finalmente tomó la fotografía actualmente galardonada, Fitor pasó seis años seguidos rondando el Mar Menor en busca de la oportunidad perfecta.

Claramente, conseguir la fotografía de sus sueños no sería fácil, ya que tendrían que converger tanto las condiciones ambientas como la presencia de las medusas. Unos detalles que, como vivió el fotógrafo en carne propia, tienden a estar desalineados.

Afortunadamente, su persistencia terminó por recompensarlo, ofreciéndole el perfecto atardecer detrás de la montaña de la zona que enmarca en la foto a los icónicos tonos naranjas de las medusas del mediterráneo durante su ballet acuático.

Un monumento a lo perdido

Específicamente, el 28 de octubre de este 2021, Fitor fue galardonado por la foto ‘El Ballet de las Medusas’. Pero no solo por el claro valor estético que tiene la imagen.

De acuerdo a los jueces de la competición, tanto el esfuerzo técnico como su relevancia social en la actualidad sumaron para hacer de Fitor el ganador indiscutible. Después de todo, tan solo poco después de que se tomara la icónica fotografía, el Mar Menor –el lago de agua salada más grande de Europa– ha sufrido innumerables episodios de muerte masiva que han acabado con la fauna de la zona.

En consecuencia, Fitor no solo capturó un momento especial de la naturaleza, sino uno que justo en estos momentos se encuentra en peligro. De allí la importancia de una imagen como la tomada, que muestra claramente lo que podríamos perder si no cambiamos nuestro accionar.

Escribir un comentario