Muchos acostumbran leer las etiquetas de los productos de higiene personal mientras están sentados en el baño, pero pocos lo hacen al momento de tomarse un refresco o jugo envasado. Si lo hicieran, encontrarían información sobre los ingredientes y lugar de fabricación del producto, pero ¿qué pasaría si las bebidas azucaradas llevaran advertencias en sus etiquetas?

Los investigadores de la Universidad de Washington en St. Louis decidieron explorar el impacto que tendría esta idea y descubrieron algo tan prometedor como desalentador. En efecto, incluir advertencias sobre los riesgos que conlleva el consumo elevado de azúcar en estos productos podría prevenir problemas como una dieta poco balanceada e incluso prevenir la obesidad. Sin embargo, este efecto tendría corta duración.

No hay leyes que exijan colocar advertencias en las etiquetas de las bebidas azucaradas

Durante la última década, se han desarrollado y evaluado varios tipos de etiquetas de advertencia para bebidas azucaradas. El objetivo es prácticamente el mismo que con las de los empaques de cigarrillos: concienciar al público respecto a los riesgos del consumo de estos productos y alentarlos a tomarlos con moderación o no tomarlos.

Ahora bien, esto va totalmente en contra de una estrategia de marketing bien enfocada, pero es una necesidad imperante dado el impacto que tienen los problemas derivados del consumo elevado de azúcar. Obesidad, enfermedades metabólicas y cáncer son apenas algunas de ellas.

Algunos de los modelos probados incluían textos, otras adoptaron símbolos o gráficos, mientras que otras combinaban todos estos elementos para transmitir el mensaje a los consumidores. A pesar de ello, hasta ahora ninguna ley exige etiquetas de advertencia en las bebidas azucaradas en los Estados Unidos.

¿Qué pasaría si se advirtieran los riesgos que conlleva su consumo?

Mujer flexionando después de leer las advertencias en la etiqueta de una bebida azucarada que sostiene con su mano.

Los investigadores usaron modelos de microsimulación para estimar los efectos de la implementación de las etiquetas de advertencia en bebidas azucaradas a nivel nacional y de las regulaciones de etiquetado del menú sobre la ingesta diaria de energía recomendada, el peso corporal, el índice de masa corporal (IMC) y los gastos de salud.

Cabe destacar que la microsimulación es un enfoque que examina los comportamientos y los resultados de las interacciones entre una variedad de componentes del sistema en un período.

En este caso, el resultado de la implementación de etiquetas en estas bebidas fue una reducción de los gastos de atención médica per cápita y, por ende, un ahorro total anual de USD $ 720 millones. En el caso de las regulaciones de etiquetado del menú en los restaurantes, el ahorro fue de USD $ 1,110 millones. Ambos resultados corresponden a un período de 10 años.

El efecto positivo de las etiquetas disminuye al poco tiempo

Pero, pese a este efecto positivo, los investigadores descubrieron también que, en ambos casos, tiende a disminuir después de los dos primeros años de implementación. Y aunque resulte sorprendente, los más asiduos al tema creen que es algo totalmente esperable.

“Los rendimientos decrecientes de las políticas no deberían sorprender, ya que las intervenciones de restricción de energía y pérdida de peso a menudo resultan en una serie de adaptaciones metabólicas”, dice el autor principal Ruopeng An, profesor asociado de la Universidad de Washington en St. Louis. Entre ellas, “la disminución del gasto de energía, la mejora de la eficiencia metabólica y el aumento de las señales para la ingesta de energía, que comprometen el efecto de la intervención”.

Tablet al lado de una lata de Coca-Cola, una bebida azucarada popular.

Sin embargo, estos hallazgos dejan ver cuán importantes son este tipo de medidas masivas y, en especial, la conciación de las personas respecto a la influencia de la comida sobre la salud.

“El etiquetado nutricional preciso, de fácil acceso y fácil de entender es una estrategia de política prometedora para abordar la mala calidad de la dieta y prevenir la obesidad”, dice An.

Este tipo de medidas parece estar haciéndose muy popular. Recientemente, algunos expertos recomendaron colocar gráficos en los empaques de cigarrillos para advertir sobre las consecuencias que acarrea el tabaquismo sobre la salud de las personas. También se ha sugerido para los empaques de sal.

Referencia:

The Relationship between Health-Related Knowledge and Sugar-Sweetened Beverage Intake among US Adults. https://www.jandonline.org/article/S2212-2672(13)01674-2/fulltext

Escribir un comentario