Un equipo de investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt se dedicó a evaluar el beneficio y el valor a largo plazo de la “regla de las dos medianoches” implementada en dos seguros estadounidenses como filtro para reducir las admisiones hospitalarias costosas y potencialmente innecesarias.

La gestión de los seguros médicos debe ser delicada, pero muchos estarán de acuerdo en que la mayoría de las veces los procesos llegan a ser demasiado complicados como para abordar una situación de salud. Pero, al parecer, esta regla implementada en 2013 no es el caso y parece cumplir cabalmente su objetivo de optimizar el servicio.

Los investigadores concluyeron que el cambio de política provocó una disminución inmediata en las estadías cortas de pacientes hospitalizados en situaciones clínicamente inapropiadas.

“Regla de las dos medianoches”

En 2013, por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid implementaron lo que se conoce como la “regla de las dos medianoche”, una regla que regula el reembolso por hospitalización, que es más alto que el reembolso por estadías en el hospital por observación. Esta establece que el reembolso por hospitalización solo procede si el proveedor esperaba que la estadía en el hospital durara al menos dos medianoches; de ahí su nombre.

Por lo general, el objetivo de este tipo de reglas es estandarizar el cumplimiento de las regulaciones de los seguros. Sin embargo, los investigadores reconocen que, cada cierto tiempo, deben evaluarse para determinar si están cumpliendo su cometido o si están imponiendo cargas adicionales pacientes y hospitales.

La regla tuvo un impacto positivo al principio, pero se discute a largo plazo

Mujer hospitalizada en una clínica.

En este estudio, los investigadores notaron una tendencia descendente en la admisión de pacientes en hospitalización en lugar de observación antes de dicho año. Sin embargo, la regla de las dos medianoches la aceleró al punto de disminuir las estadías cortas de pacientes hospitalizados en 2 estadías por cada 1,000 beneficiarios.

Al mismo tiempo, las estadías de pacientes en observación realmente apropiadas aumentaron en 1,8 estancias por cada 1,000 beneficiarios. Esto sugiere que hubo una especie de sustitución del tipo de estancia con la que se admitían los pacientes y, por ende, en los costos de reembolso.

A pesar de ello, después de esta mejora inicial tras la implementación de la regla, los investigadores notaron una estabilización en la tasa de ambos tipos de estadías. Por esta razón recomendaron sopesar el beneficio continuo de la regla de las dos medianoches a nivel administrativo.

¿Existe una mejor forma de reembolsar las estadías en el hospital?

“La pregunta es si existe una mejor manera de reembolsar apropiadamente las estadías en el hospital sin necesitar esta determinación”, dijo Sabrina Poon, profesora asistente en el Departamento de Medicina de Emergencia.

“Creo que hay formas en las que podemos basar el reembolso en lo que realmente sucede en el hospital y al mismo tiempo mantener algunos de los incentivos previstos por la determinación del estado , es decir, brindar atención eficiente y de alta calidad a los pacientes”.

De modo que la regla funcionó al principio, pero aún hay dudas de que pueda mantener su objetivo a largo plazo. Esto es particularmente razonable considerando que muchas veces es una desafío predecir la forma en que evolucionarán los pacientes. La hospitalizaciones innecesarias que conllevan una mayor carga administrativas son una realidad, pero aún es necesario plantear mejores reglas para filtrarlas.

Referencia:

Medicare Two-Midnight Rule Accelerated Shift To Observation Stays. https://www.healthaffairs.org/doi/10.1377/hlthaff.2021.00094

Escribir un comentario