Este lunes el padre de la terapia cognitiva ha fallecido. Con su muerte, se ha levantado una ola de voces reconociendo su trabajo, su labor y los aportes que ha hecho al mundo. Si aún no lo conoces bien, acá te contaremos quién fue Aaron Temkin Beck y qué legado ha dejado para el mundo.

¿Quién fue Aaron T. Beck?

De forma breve, podemos Aaron T Beck fue quien dio vida a la terapia cognitiva-conductual. Gracias a él, se obtuvo un enfoque distinto al dado por el psicoanálisis del Sigmund Freud, que hace hincapié en el subconsciente y los recuerdos. Por su parte, la propuesta de Beck era poner peso en el presente y los pensamientos conscientes de las personas.

Nacido el 18 de julio de 1921 en Providence, Rhode Island (Estados Unidos), como el menor de tres hermanos, Aaron no fue ajeno a las penurias. Sus padres eran inmigrantes judíos y, a causa de una epidemia de gripe, perdió a una de sus hermanas mayores, lo que sumió a su madre en un estado depresivo.

Después de eso, Aaron sufrió por mucho tiempo los dolores y problemas que vinieron de la mano con una fractura de su brazo. Según se sabe, encontró herramienta cognitivas con las que superar sus pensamientos negativos y poder salir adelante. Allí se habría sembrado la semilla de lo que luego se convertiría en las bases de la terapia cognitiva.

El nacimiento de la terapia cognitiva

A pesar de sus experiencias personales cuando niño, el momento de la vida de Aaron T Beck que nos hará siempre recordar quién fue se dio cuando ya ejercía sus labores como psiquiatra. Para ese entonces, ya se había graduado de la Universidad de Brown y la Universidad de Yale.

Aaron t beck
Vía cbtcognitivebehavioraltherapy.com

En general, observó que muchos de sus pacientes enunciaban sus pensamientos con connotaciones negativas hacia los eventos que vivían y hacia sí mismos. Por eso, pensó en la posibilidad de ejercer un cambio en la vida de sus pacientes con tan solo modificar la forma en la que se referían a las cosas.

De esa forma, se da origen a un cambio de paradigma mental que puede cambiar la forma en la que experimentamos y recordamos ciertos eventos.

Después de todo, la terapia cognitiva parte de la premisa de que todo lo que nos ocurre es un evento neutral y nuestros pensamientos pueden determinar la forma en la que los apreciamos. Todas aquellas connotaciones negativas fueron denominadas por Aaron como “pensamientos automáticos” y la meta de la terapia es aprender a reconocerlos y controlarlos.

Un legado para el mundo

En su momento, Aaron T Beck creó la terapia cognitiva para tratar condiciones específicas como la depresión. Sin embargo, con el paso de los años, ha sido posible ver que sus postulados pueden ayudar en muchos más ámbitos.

Específicamente, se ha visto cómo la terapia cognitiva también puede ser beneficiosa para tratar la ansiedad, los trastornos alimentarios, los trastornos de la personalidad y otros problemas psiquiátricos.

A lo largo de su vida, publicó más de 20 obras sobre la terapia cognitiva. Asimismo, en 1994, él y su hija fundaron el Instituto Beck. Desde su inauguración, la institución ha ofrecido formación profesional a más de 25 mil individuos de más de 130 países distintos.

Aaron T. Beck fallece a sus 100 años

El lunes, primero de noviembre de 2021, el reconocido psiquiatra Aaron T. Beck ha dado su último respiro. Desde la década de los sesenta, sus postulados sobre la terapia cognitiva han revolucionado el campo de la psicoterapia.

Judith Beck, una de sus cuatro hijos, dio la noticia de su partida a través de un comunicado. En su escrito, la mujer que ha adoptado el legado de su padre aclaró que el psicólogo falleció en su casa en Filadelfia. Adicionalmente, recordando su memoria, también acotó:

Mi padre dedicó su vida al desarrollo y la prueba de tratamientos para mejorar la vida de innumerables personas en todo el mundo que enfrentan desafíos de salud y salud mental”.

Ahora, después de su muerte, sus aportes siguen transformando el campo de la salud mental. Por lo que sus esfuerzos en vida seguirán dando resultados positivos en el futuro. De modo que, las siguientes generaciones sin lugar a dudas también conocerán quién fue Aaron T Beck y cómo aportó conocimientos para nuestro bienestar psicológico.

Escribir un comentario