En la actualidad, no han sido pocos nuestros intentos por identificar señales de vida fuera de la Tierra. Sin embargo, hasta la fecha nuestra búsqueda no ha dado frutos. Ahora, tal vez la falta de resultados se deba a un enfoque limitado por nuestra parte. Eso sobre todo cuando consideramos que es más probable que encontremos inteligencia extraterrestre artificial que biológica habitando el universo.

Un asunto de tiempos

Para explicar por qué es más probable que nos encontremos con inteligencia extraterrestre artificial, podemos contar con el artículo de The Conversation desarrollado por Martin Rees. En el 2018, el profesor emérito de cosmología y astrofísica de la Universidad de Cambridge dio una conferencia hablando sobre el tema. Posteriormente, los puntos más resaltantes de ella se concentraron en su escrito.

En primera instante, Rees explicó por qué sería más probable que notáramos indicios de vida artificial en lugar de biológica. Simplemente, comentó que todo se trata de un asunto de tiempos. Desde su perspectiva, como sociedad tendemos dos o tres siglos más antes de que inevitablemente comencemos a mudar nuestra esencia a las máquinas.

Como consecuencia, la fase biológica de la humanidad habría existido en la Tierra por apenas unos miles de años. Algo que palidece rápidamente anta la edad de nuestro propio planeta y aún más con aquella del universo.

Según sus planteamientos, si en otros planetas se diera el nacimiento de la vida de forma similar a como ocurrió en el nuestro –lo que no es necesario–, igualmente nada nos asegura que los tiempos fueran los mismos. Si el exoplaneta es unos miles de años más joven, tal vez no podríamos notar señales de la inteligencia extraterrestre en el planeta, biológica o artificial.

Por otro lado, si el cuerpo exoplanetario es más viejo que la Tierra o que nuestro Sol, entonces es posible que la ventana de vida biológica ya se haya cerrado. Por lo que, si queremos realmente encontrar señales de inteligencia extraterrestre, será necesario que asimilemos la posibilidad de que ella sea artificial.

¿Cómo podría ser la inteligencia extraterrestre artificial?

Existen muchas formas en los que la vida en el espacio pudo evolucionar hasta su fase digital. Para Ress, existe la posibilidad de que las nuevas formas de inteligencia extraterrestre artificial incluso hayan dejado sus hogares en los planetas para hacer vida en el espacio.

Asimismo, también considera que deberíamos pensar de nuevo sobre nuestra idea de encontrar una “civilización” extraterrestre. Con el avance tecnológico de elementos como una posible inteligencia artificial alienígena, es posible que se hayan conformado en estructuras con una sola mente unificada, en lugar de en una sociedad de individuos.

¿Qué podemos hacer para detectar señales de la inteligencia extraterrestre entonces?

Anteriormente se ha planteado la posibilidad de que, si hay vida biológica fuera del planeta, los primeros en saberlo probablemente sean los microbios. Pero, si queremos encontrar señales de inteligencia extraterrestre más elaboradas, tendremos que empezar a considerar en las formas de vida artificiales.

Para eso, será necesario estar conscientes de que, sea cual sea el mensaje que podamos encontrar de su parte, lo más probable es que no venga en un formato que conozcamos. De allí que no solo sea necesario revisar las posibles emisiones de radio, sino también las señales ópticas y las capturadas por rayos X, entre otras.

Como si fuera poco, no solo bastará con esperar por lo que llamaríamos “señales obvias” en los planetas. De hecho, será necesario pensar en nuevos indicadores que podríamos medir en la atmósfera y alrededores de los exoplanetas para poder tener una lectura realmente completa de las posibles formas de vida que podrían habitarlo.

Por ahora, la paradoja de Fermi sigue en pie, ya que no hemos tenido éxito en nuestra búsqueda de vida. Pero, con nuevas iniciativas como el proyecto Galileo, la iniciativa SETI de la NASA y esta nueva perspectiva, tal vez la historia cambie pronto.

Escribir un comentario