Vivimos días en donde el smartphone es un elemento fundamental para nuestro día a día. Si bien no estamos siempre frente al computador, siempre tenemos el móvil a la mano, lo que implica que siempre podrán contactarnos. No obstante, está ocurriendo algo muy poco comentado, pero que resulta totalmente real y se trata de la ansiedad que generar tener el smartphone lleno de mensajes y notificaciones.

La ansiedad es un sentimiento de temor, miedo o inquietud muy extendido sobre todo en la generación Millenial. En ese sentido, la sobrecarga de notificaciones es otro factor de peso para que aparezca.

La ansiedad de tener el smartphone lleno de mensajes es real

Uno de los testimonios que habla sobre ansiedad que genera tener el smartphone lleno de mensajes es de Senait Lara, una productora de videos residente en Los Angeles. Lara comenta que sus amigos en algún momento le escribieron para hablarle sobre su poca comunicación. De acuerdo con sus hábitos, solía hacer algunas interacciones en redes sociales y apps de mensajería. Sin embargo, no sabía que la llevaba a apartarse por ciertos periodos de su dispositivo y evitar responder los mensajes.

Llevando este caso a tratamiento terapéutico, pudo notar que no tiene ninguna incomodidad con las conversaciones presenciales. Sin embargo, el móvil y sus decenas de notificaciones y mensajes son los que le generan crisis ansiosas. La fatiga generada por los smartphones, sus decenas de notificaciones y mensajes acumulados existe y está llevando a los más jóvenes a alejarse poco a poco.

Mientras que los adultos mayores se han ido integrando al mundo 2.0, los más jóvenes optan por hacer especies de desintoxicaciones digitales. No obstante, esto también tiene que ver con los hábitos de uso de cada generación. Mientras los adultos mayores lo usan mantener contacto con familiares y amigos, los más jóvenes buscan influenciar, unirse en comunidad o potenciar sus marcas. Esto hace que pasen mucho más tiempo de cara al smartphone y por ende, se vean fatigados en algún momento.

Más tiempo con el smartphone, pero menos en las conversaciones

Según cifras de la firma de marketing Klaviyo, los estadounidenses cuentan con un promedio de 47 SMS no leídos y 1602 correos no abiertos. Pero también es interesante, que los estadounidenses pasan alrededor de 4,2 horas frente al smartphone. Esto quiere decir que, se sigue invirtiendo tiempo en el uso del equipo, pero no en las conversaciones. Esto podría dar cuenta también de la fatiga y ansiedad por la acumulación de mensajes en el smartphone.

Estas cifras son una excelente referencia para darnos cuenta de que no somos los únicos en dejar mensajes sin abrir, sin saber por qué. Se trata de ansiedad ante las notificaciones y acumulación de mensajes y es mucho más común de lo que pensamos. Hoy en día la mayoría de las comunicaciones pasan por el móvil y fatigarnos es normal. En ese sentido, no está mal alejarse un poco de las apps de mensajería hasta sentirse de nuevo preparado para confrontar todas las notificaciones.

Escribir un comentario