Por años, hemos escuchado sobre las personas que afirman tener la capacidad de “escuchar” las voces de los muertos. Ahora, la ciencia finalmente está descubriendo los patrones que podrían llevar a algunos individuos específicos a denunciar ese tipo de fenómenos.

El tópico fue abordado por los investigadores Adam J. Powell y Peter Moseley. Luego, sus resultados se publicaron en la revista científica Mental Health, Religion and Culture., Gracias a eso, tenemos una idea mucha más clara de por qué algunas personas dicen tener la capacidad de escuchar las voces del más allá.

“Escucho gente muerta”

El fenómeno de las personas que pueden “escuchar” a los muertos ha interesado a la ciencia durante décadas. Por un lado, los científicos se enfocan en entender más a fondo las experiencias patológicas alucinógenas que dichos individuos suelen tener.

Por el otro, los antropólogos buscan comprender cómo dichas experiencias se alinean con las creencias y corrientes de pensamiento religiosas y espirituales. En total, lo que se busca es entender qué lleva a algunas personas a asociar sus experiencias con eventos paranormales y a otras a verlas como manifestaciones de una enfermedad mental.

De acuerdo a los investigadores, las personas que han reportado experiencias de clarividencia y clariaudiencia tienden a tener un clúster de características específicas de los distinguen de la población en general. Sin embargo, ellas se alejan de sus habilidades y tienen más que ver con sus creencias y las herramientas que utilizan para explicar y entender su entorno.

Experiencias sobrenaturales

Para llevar a cabo su investigación, los científicos contaron con la participación de más de 200 voluntarios. De entre ellos, 143 eran miembros regulares de la población que habían reportado experiencias paranormales en las redes sociales.

Por el otro lado, los otros 65 eran médiums clariaudientes que formaban parte de la Unión Nacional de Espiritistas del Reino Unido. Al comparar las experiencias y creencias de ambos grupos, se buscó entender qué llevaba a algunas personas a afirmar poder escuchar las voces de los muertos.

Al final, se observó que al menos un 44,6% de los espiritistas afirmaron tener ese tipo de experiencia a diario. Como complemento, un 79% las clasificó como algo normal que formaba parte de su cotidianidad. En su mayoría, se reportó que las voces parecían provenir de la mente de los individuos, pero un pequeño grupo reportó también haberlas percibido en el exterior.

Gracias a eso, se pudieron observar algunas de las características que separaron a los espiritistas de la población en general. Con eso, los científicos pudieron comenzar a delimitar el “verdadero origen” de la idea que tienen estas personas que dicen que pueden escuchar las voces de los muertos.

El verdadero origen de la habilidad de las personas que pueden “escuchar” las voces de los muertos

En su mayoría, los espiritistas reportaron haber empezado a tener las experiencias paranormales desde muy jóvenes (21,7 años en promedio). Sumado a eso, mostraron también un alto nivel de predisposición a la abstracción en las tareas, lo que les permitía concentrarse más e ignorar con facilidad el mundo que los rodea.

Adicionalmente, los investigadores también notaron que los clarividentes reportaban una mayor creencia en la actividad paranormal. Eso en paralelo con una menor preocupación en las opiniones de los otros.

Asimismo, también se vio que gran parte de su sistema de creencias inició cuando se encontraron con el espiritismo cuando buscaban respuestas sobre sus experiencias. Lo que indica que fue su propia voluntad lo que los llevó a creer en ello en lugar de la influencia de terceros.

Nuestros hallazgos dicen mucho sobre el ‘aprendizaje y el anhelo’. Para nuestros participantes, los principios del espiritismo parecen dar sentido tanto a las experiencias extraordinarias de la infancia como a los frecuentes fenómenos auditivos que experimentan como médiums practicantes”, concluyó Powell.

Referencia:

When spirits speak: absorption, attribution, and identity among spiritualists who report “clairaudient” voice experiences: https://doi.org/10.1080/13674676.2020.1793310

Escribir un comentario