La medicina y las herramientas utilizadas para ejercerla han evolucionado paulatinamente con el paso de las décadas. Ahora, una gran invención nos trae la oportunidad de crear nuevas tecnologías con las que hacer más baratos y sencillos los escaneos médicos.

Para crear tal novedad, se desarrolló un trabajo experimental de la mano de un equipo internacional de científicos. A la cabeza estuvieron Sun Il Kwon, del Departamento de Ingeniería Biomédica de UC Davis, y Ryosuke Ota, de Hamamatsu Photonics, Japón.

Adicionalmente, también participaron en el estudio los investigadores Eric Berg, Fumio Hashimoto, Kyohei Nakajima, Izumi Ogawa, Yoichi Tamagawa, Tomohide Omura, Tomoyuki Hasegawa y Simon R. Cherry. Al final, se publicaron los hallazgos del grupo en la revista científica Nature Photonics.

Nuevas tecnologías harán los escaneos médicos más baratos y sencillos

La creación que el equipo internacional nos ha traído es la posibilidad de obtener imágenes médicas transversales sin necesitar una tomografía. De esa forma, las nuevas tecnologías nos permitirían obtener escaneos médicos detallados sin tener que depender de los tomógrafos computarizados.

En la actualidad, las tomografías requieren todo un largo proceso de reconstrucción matemática. Todo empieza con la detección con rayos X o rayos gamma de ciertas partículas generadas en el organismo luego de que se le apliquen isótopos como el flúor-18.

Luego de un largo proceso de colisiones, al final se generan los llamados fotones de Cherenkov, cuya ubicación nos permite generar una imagen bastante fiel de nuestros tejidos y estructuras internas. El problema es que dicho proceso es particularmente largo y no ofrece tanta precisión como se preferiría.

Ahora, las nuevas tecnologías desarrolladas en la reciente investigación podrían ayudar a eliminar las tomografías del proceso de obtención de escaneos médicos. De esa forma, se podrían rastrear los fotones casi en tiempo real para crear imágenes mucho más fieles de nuestro organismo.

El cambio que hizo la diferencia

Específicamente, el cambio que ha hecho todo posible fue la creación de nuevos detectores de fotones ultrarrápidos. Según explicó Cherry, profesor de ingeniería biomédica y de radiología en la Universidad de California en Davis, gracias a esas nuevas tecnologías los escaneos médicos literalmente están “obteniendo imágenes a la velocidad de la luz, que es una especie de santo grial en nuestro campo”.

Para el futuro

Por lo que se ha visto, el nuevo método podría ubicar los fotones con una precisión espacial de 4.8 milímetros. Gracias eso, obtendríamos imágenes médicas que no solo serían mucho más específicas, sino que serían más sencillas de conseguir. Como si fuera poco, eso también implicaría que se harían menos costosas para el público.

A pesar de que las nuevas tecnologías apenas han empezado a ser probadas, los investigadores están seguros de que podrán proveernos en el futuro con escaneos médicos de alta calidad y bajo costo. Algo que podría ayudarnos a sacar a los tomógrafos de la ecuación al contar con alternativas más eficientes y fáciles de utilizar.

Referencia:

Ultrafast timing enables reconstruction-free positron emission imaging: https://doi.org/10.1038/s41566-021-00871-2

Escribir un comentario