Las abejas melíferas son insectos altamente necesitados y estudiados por la humanidad. Ellas no solo producen la miel que consumimos, sino que son parte vital de los procesos de polinización de los cultivos que anualmente realizamos. Ahora, gracias a la atención detallada que se ha puesto en ellas, hemos descubierto que las abejas también conocen y utilizan el distanciamiento social.

La investigación que nos ha traído tal revelación se publicó en la revista Science Advances. Para su realización se contó con un equipo internacional de investigadores internacional de investigadores de la UCL y de la Universidad de Sassari, en Italia.

Específicamente, los autores detrás del estudio fueron Michelina Pusceddu, Alessandro Cini, Simona Alberti, Emanuele Salaris, Panagiotis Theodorou, Ignazio Floris y Alberto Satta. Gracias a ellos, ahora tenemos un conocimiento más profundo sobre las colonas de abejas melíferas y sus costumbres.

Las abejas melíferas conocen el distanciamiento social y lo aplican cuando es necesario

En particular, la investigación se enfocó en averiguar cómo reaccionaban las abejas melíferas a la presencia del ácaro ectoparásito Varroa destructor. Como bien se sabe, dicho parásito es uno de los principales enemigos de las colonias. Por lo que se esperaba que su presencia causara una reacción entre el grupo de insectos.

Efectivamente, los investigadores pudieron observar que las colonias de abejas que habían sido infectadas comenzaban a practicar el distanciamiento social. Todo eso con la intensión de disminuir la posibilidad de que el parásito se siguiera esparciendo por la colmena.

Abejas melíferas practicando el distanciamiento social.
Building Honeycomb Bees Honey Honey Bees Honeycomb

Aquí hemos proporcionado la primera evidencia de que las abejas modifican sus interacciones sociales y cómo se mueven alrededor de su colmena en respuesta a un parásito común”, comentó el Dr. Cini.

Específicamente, se observó que las abejas melíferas tendían a dividirse en dos grupos: 1) las abejas más viejas y recolectoras; y 2) las abejas más jóvenes y cuidadoras (además de la reina y los zánganos). De esa forma, buscaban evitar la propagación del parásito a las partes centrales y vitales del nido.

Sobre el distanciamiento social animal

Las abejas son un animal social, ya que se benefician de la división de responsabilidades e interacciones, como el aseo mutuo, pero cuando esas actividades sociales pueden aumentar el riesgo de infección, las abejas parecen haber evolucionado para equilibrar los riesgos y beneficios adoptando el distanciamiento social”, acotó el Dr. Cini.

Con los hallazgos actuales, las abejas melíferas se han sumado a un selecto grupo de animales que practican el distanciamiento social. Específicamente, podemos nombrar algunos como los babuinos –que parecen alejarse de los compañeros con infecciones gastrointestinales–.

Igualmente, otros insectos altamente sociales y organizados como las hormigas también se han mostrado capaces del distanciamiento social. En sus casos, se ha visto que lo aplican para hacer frente a un hongo patógeno. Para detenerlo, las hormigas infectadas se mantienen en los alrededores de la colonia, sin entrar a sus cuarteles centrales –de forma muy similar a lo que hacen las abejas–.

El aumento observado en el distanciamiento social entre los dos grupos de abejas dentro de la misma colonia infestada de parásitos representa un aspecto nuevo y, de alguna manera, sorprendente de cómo las abejas han evolucionado para combatir patógenos y parásitos”, concluyó la Dra. Pusceddu.

Referencia:

Honey bees increase social distancing when facing the ectoparasite Varroa destructor: https://doi.org/10.1126/sciadv.abj1398

Escribir un comentario