La motivación es un fuerte motor que nos ayuda a encaminarnos hacia nuestras metas, sin importar cuáles sean. Ella es un elemento vital para nosotros. Pero, aun así, no todos podemos manejarla o disponer de ella de la misma manera. Por eso, para poder mantener la motivación, incluso cuando nos es difícil, podemos compartirte estos trucos aprobados por la ciencia.

Trucos para mantener la motivación

En general, la motivación que manifestamos, cuánta es y cuánto dura suelen ser elementos que cambian según diversos factores. Para algunas personas, ese impulso extra puede venir con naturalidad y ser parte de su forma de ser.

En otras, su aparición puede requerir un poco de esfuerzo. Para eso, se pueden emplear tanto incentivos externos o internos que puedan ayudar a la persona a enfocarse en lo que quiere.

Claramente, cada individuo es distinto, por lo que la misma fórmula no funcionará siempre para todos. Pero, de forma general, al menos uno de estos tres trucos aprobados por la ciencia tiene altas posibilidades de ayudar a las personas a mantener su motivación:

Planteate escenarios realistas

En primer lugar, un tip que puede ayudarte a mantenerte motivado es pensar de forma realista, y no simplemente positiva. Es cierto, pensar en que todo saldrá bien al final o que conseguiremos algo que queremos siempre es agradable.

Sin embargo, hacerlo demasiado puede llevarnos a disminuir poco a poco nuestra motivación. De hecho, de acuerdo a una investigación realizada en el 2011 por la psicóloga Gabriele Oettingen de la Universidad de Nueva York, las personas que tienen demasiadas fantasías positivas tienden a trabajar y esforzarse menos que aquellas con un pensamiento más crítico o realista.

Por esa razón, la ciencia nos indica que, si queremos mantenernos motivados, debemos tener una visual realista sobre nuestras metas. Eso debido a que solo así podremos realmente ver el camino que debemos seguir y estar dispuestos a recorrerlo.

No subestimes el poder de una buena recompensa

Persona con alta motivación saltando en el aire.
Vía maxpixel.net

Por otra parte, otro truco de la ciencia para mantener la motivación es tan simple como los planteamientos del condicionamiento operante. De hecho, de acuerdo a un estudio realizado por Tali Sharot en el 2013 nos muestra una explicación muy simple, “cualquier acción que es recompensada tiene más posibilidades de ser repetida”.

En otras palabras, si identificamos qué nos gusta o nos satisface, entonces podremos aprovecharlo para convertirlo en un incentivo constante. De esa manera, poco a poco podríamos recompensarnos por tomar las acciones que, de otro modo, tal vez no tendríamos la motivación para realizar.

Mantén una visión a futuro

Como bien dijimos, tener ensoñaciones positivas puede ser contraproducente si queremos estar motivados. Sin embargo, eso no implica que no debamos pensar en nuestro futuro.

De hecho, una investigación dirigida por Daphna Oyserman en el 2014 nos ha mostrado que las personas tienden a esforzarse más cuando se les plantea un futuro posible alcanzable en base a sus acciones. En otras palabras, otro truco de la ciencia para mantener la motivación es aprender a asociar tus acciones de ahora con los resultados y beneficios que se obtendrán a largo plazo.

Referencias:

The Context-Sensitive Future Self: Possible Selves Motivate in Context, Not Otherwise (2014) Self and Identity: https://doi.org/10.1080/15298868.2014.965733

Financial Incentives for Exercise Adherence in Adults: Systematic Review and Meta-Analysis (2013) American Journal of Preventive Medicine: https://doi.org/10.1016/j.amepre.2013.06.017

Positive fantasies predict low academic achievement in disadvantaged students (2011) European Journal of Social Psychology: DOI: 10.1002/ejsp.838

Escribir un comentario