Los relojes despertadores están presentes en nuestras mesas de noche desde hace muchísimos años. Sin embargo, en nuestros días la tecnología ha hecho que la gran mayoría de dispositivos pasen a ser “smarts” o inteligentes. Los despertadores no escapan de ello y podemos encontrar un mercado con excelentes alternativas. Sin embargo, la gran mayoría de los relojes de alarma inteligentes carecen de un respaldo de energía.

Esto es un factor importantísimo porque claramente no cumplirá su función en caso de descargarse en medio de tu jornada de sueño.

Los relojes de alarma inteligente y su falta de respaldos de energía

Las versiones inteligentes de los dispositivos que usamos comúnmente suelen costar el doble que las convencionales. Eso evidentemente se debe a que la versión smart cuenta con características avanzadas que abre la puerta a posibilidades de conectividad y hasta instalación de apps. En el caso de los relojes de alarma, la categoría de equipos inteligentes cuenta con funciones que van desde configurar la alarma con la voz, hasta guías de meditación para dormir.

Hay muchos casos interesantes de estos dispositivos con muchas funciones, pero sin resolver algo tan definitivo como un respaldo de batería. Por ejemplo, el Lenovo Smart Clock 2 cuenta con diferentes tonos de alarma, una pantalla táctil y hasta una luz de noche. Sin embargo, no presenta ningún mecanismo para guardar energía en caso de descargarse, para garantizar la activación de la alarma.

El Nest Hub de Google es capaz incluso de monitorear nuestros hábitos de sueño, pero también carece de una reserva de energía o modo de carga inalámbrica automática. No obstante, también necesitamos destacar una opción que si incorpora mecanismos para almacenar energía. Se trata del reloj inteligente de Loftie que cuenta con un mecanismo de respaldo de energía y características avanzadas. Entre ellas podemos mencionar la pantalla táctil, voces nativas para el asistente, controles de Smart Home y conectividad Wi-Fi.

El mercado de relojes de alarma inteligentes es muy amplio e igualmente en general carecen de una forma de respaldo de energía. Esto es algo que podría marcar la diferencia en el futuro de estos dispositivos, garantizando su operatividad ininterrumpida.

Escribir un comentario