Actualmente la humanidad ha alcanzado un nivel de desarrollo científico y tecnológico abismal en comparación con la historia de toda la humanidad. De hecho, si quieres verlo en perspectiva, Cleopatra vivió más cerca del primer alunizaje que de la construcción de las pirámides de Giza. ¡Es increíble todo lo que hemos logrado en este tiempo!

Y hablando del espacio, ¿no es impresionante que tan solo hace 75 años se tomó la primera fotografía de la Tierra desde el espacio? Pues sí, y la historia de cómo ocurrió te la contaremos a continuación. 

Ocurrió el 24 de octubre de 1946 en Nuevo México, cuando científicos de White Sands Missile Range lanzaron un misil cohete V-2 n.º 13 (que había sido creado por los nazis para bombardear Londres), el cual llevaba una cámara cinematográfica de 35 milímetros. El proyectil fue disparado y cuando alcanzó los 105 kilómetros, tomó la fotografía.

La película fue recuperada luego del aterrizaje forzoso al que fue sometida, en el cual la cámara y el cohete se hicieron añicos. Sin embargo, la cinta sobrevivió gracias a que se encontraba en un casete de acero. Así se inauguró la era de la fotografía espacial.

Primera fotografía de la Tierra, NASA, 1948
Las primeras fotografías de la Tierra desde el espacio, publicadas por la NASA en 1948. Fuente: National Geographic España

Sin embargo, esta no fue la única tomada en esa época. De hecho, 1946 y 1950, en plena posguerra, llegaron más de 1000 fotografías del espacio tomadas por otros misiles equipados con instrumentos científicos para estudios atmosféricos. Algunas de ellas fueron tomadas incluso a alturas de 160 kilómetros.

Clyde Holliday, responsable de diseñar la cámara de la primera fotografía del espacio, analizó muchas de estas imágenes para aprender más sobre ellas. Pero más allá de la curiosidad fotográfica, estas servían para aprender sobre geología y meteorología.

Actualmente, la fotografía es parte inseparable de la exploración espacial. De hecho, a los astronautas se les capacita en fotografía para documentar parte de los experimentos y más pues, a partir de las imágenes, se pueden estudiar varios fenómenos espaciales, como las distintas características geológicas, meteorológicas y geográficas de nuestro planeta y de otros también.

La fotografía espacial abrió un universo de posibilidades y de perspectivas jamás planteadas anteriormente que están vigentes hoy en día, tal como lo comentó el propio Clyde Holliday al describirle las fotografías a National Geographic en 1950:

Así verían nuestra Tierra a los visitantes de otro planeta que llegaran en una nave espacial”.

Escribir un comentario