Junto a los perros, los gatos se han convertido en una de las mascotas más comunes en el mundo. Sin embargo, a diferencia de los canes, los felinos tienen una reputación mixta, lo que hace que las opiniones sobre ellos sean muy variadas. Ahora, una reciente investigación podría influir favorablemente la balanza al mostrar que los gatos podrían ayudarnos a combatir infecciones de la piel.

Dicho estudio se publicó en la revista científica eLife y mostró específicamente cómo algunas bacterias buenas de los gatos podrían hacer frente a las infecciones por estafilococos. Para el caso actual, las pruebas se realizaron en modelos con ratones, pero las investigaciones señalan que existe una gran posibilidad de que también sea efectivo en humanos.

Las bacterias “buenas” de los gatos

Como bien sabemos, el mundo está lleno de bacterias tanto necesarias como peligrosas. Las primeras son vitales para la realización de infinidad de procesos, tanto en el ambiente como en otras criaturas y hasta en nuestros propios cuerpos. Por otra parte, las peligrosas son las causantes de infecciones y enfermedades que hacen daño al organismo.

Gato sano.
Vía Pixabay.

Ahora, unas recientes investigaciones científicas han ubicado un grupo de bacterias buenas en gatos que podrían ayudarnos a combatir las infecciones por bacterias malas. Dicho proceso entra dentro del área de la bacterioterapia y se ha vuelto una opción cada vez más popular para combatir las infecciones particularmente resistentes.

La ventaja de las bacterias gatunas

La investigación llevó al descubrimiento de la cepa Staphylococcus felis, un grupo de bacterias buenas que crecen solo en gatos sanos. Al entrar en contacto con ellas, tanto los gatos como los ratones desarrollaron anticuerpos efectivos para combatir infecciones severas como las causadas por la meticilina o patógeno MRS.

En particular, se vio su efectividad ya que las bacterias creaban anticuerpos capaces de atacar por diversos flancos a los patógenos. Debido a eso, incluso el MRS, que es particularmente resistente a los antibióticos, tendía a ceder ante los anticuerpos naturales generados a partir de las bacterias felinas.

Todo puesto que tenían la oportunidad de atacar a las intrusas desde 4 flancos distintos, limitando sus posibilidades de adaptarse o defenderse.

¿Los gatos como una nueva forma de combatir infecciones?

Durante el estudio en ratones, se colocaron ejemplares de la bacteria Staphylococcus pseudintermedius en heridas de los roedores. Luego, se analizó cómo evolucionaron las infecciones dependiendo de si habían o no recibido las bacterias buenas de los gatos.

Los ratones que tenían la protección de los anticuerpos originados por las bacterias gatunas mostraron menores niveles de infección. De hecho, en algunos casos los patógenos no llegaron a prosperar en la herida, por lo que el ratón se mantuvo a salvo.

Como vemos, los resultados han sido prometedores, pero apenas se han probado en modelos animales. Para el futuro, los investigadores esperan poder realizar otras pruebas en perros para determinar si las bacterias de los gatos también pueden combatir infecciones en ellos.

Un argumento pro mascotas

A pesar de que la investigación está apenas en sus primeras fases, su potencial ya es claro. De hecho, incluso se cree que tener un gato sano en casa podría ya ayudar a las personas a desarrollar los anticuerpos necesarios para defenderse contra las infecciones por estafilococos.

Por ese motivo, los investigadores creen que su investigación a largo plazo podría convertirse en la base de argumentos en pro de la tenencia de mascotas. Unos que además ayudarán a mejorar la reputación de los gatos, que suelen ser causa de opiniones encontradas.

Referencia:

Antimicrobials from a feline commensal bacterium inhibit skin infection by drug-resistant S. pseudintermedius: DOI: 10.7554/eLife.66793

Escribir un comentario