Durante el tiempo de confinamiento por el COVID-19, ocurrió el despegue de las posiciones del trabajo remoto. Pero no solo eso, también abrió la puerta al pensamiento de que muchísimos oficios podrían ser descentralizados físicamente, es decir, no depender de una oficina. De esta manera se incrementó también la presencia de los llamados Nómadas Digitales una comunidad de donde ha surgido el proyecto de ser ciudadanos de un país en internet.

La idea es que todas esas personas que desempeñen sus trabajos a través de la red, tengan la posibilidad de moverse a través del mundo sin tener que lidiar con todo lo referente al restablecimiento en un nuevo país.

De Nómadas Digitales a Ciudadanos de un país en Internet

Nómadas Digitales es el nombre con el que se han bautizado a todas esas personas cuyas fuentes de trabajo se basan en internet. En ese sentido, tienen como herramienta un computador, generalmente portátil, por lo que tienen la posibilidad de moverse a cualquier lugar del mundo. En nuestros días, se habla de un aproximado de 35 millones de Nómadas Digitales alrededor del mundo lo que representa la cantidad de habitantes de países como Perú, Afganistán o Malasia. Además, la economía producto de las transacciones de estas personas se estiman en 787 mil millones de dólares.

En ese sentido, países como Estonia, Alemania y Costa Rica han visto beneficios en incentivar la llegada de Nómadas Digitales y para ello han abierto opciones a fin de darles estatus de legalidad. Sin embargo, viajar entre países o establecerse por corto tiempo sigue teniendo inconvenientes para los Nómadas Digitales. Desde los factores de vivienda, hasta las regulaciones sobre impuestos continúan siendo obstáculos para esta comunidad. Es por ello que un grupo de ellos ha planteado la posibilidad de ser ciudadanos de un país en internet.

Para lograrlo, se ha comenzado a trabajar en un proyecto llamado Plumia que busca unir a los nómadas digitales en un país en internet. El propósito es tener acuerdos con los distintos gobiernos a fin de facilitar el desplazamiento por el mundo de los Nómadas Digitales, siendo ahora ciudadanos globales.

¿Cómo hacer un país en internet?

Plumia comenzó en el año 2020 y se basa en la experiencia de países como Estonia en donde más del 90% de sus procesos burocráticos se llevan a cabo en internet. Esto es un ejemplo excelente sobre cómo es posible llevar a cabo desde emisiones de carnets de identidad, hasta certificados de matrimonio. Dichas actividades además ya tienen su precedente en el Blockchain con el proyecto BitNation, una iniciativa similar que busca eliminar las fronteras y tener un gobierno descentralizado en la red.

De esta manera, ser ciudadanos de un país en internet no es nada disparatado, por el contrario tiene mucho sentido de cara al futuro. Con una cantidad de personas trabajando y moviendo una economía similar a la de muchos países, es totalmente factible el hecho de ser ciudadanos globales de esta forma. Si bien hay algunos obstáculos por sortear todavía, quienes trabajan a través de la web pueden verse en un futuro como parte de una comunidad mundial y reconocida.

Escribir un comentario