El mundo de la cirugía y los trasplantes ha dado un gran salto gracias a un reciente procedimiento quirúrgico ocurrido en la ciudad de Nueva York. Gracias al esfuerzo de un grupo de doctores del N.Y.U. Langone Health, se colocó por primera vez un riñón de cerdo genéticamente modificado como parte del organismo de un humano.

Contra todo lo que se podría esperar de los xenotrasplantes (trasplantes o injertos entre especies) la operación fue todo un éxito, según reporta The New York Times. De hecho, el cuerpo del hombre al que se conectó el riñón de cerdo aceptó el órgano de inmediato, colocando a trabajar desde el primer momento, según comentó el Dr. Robert Montgomery, director del N.Y.U. Langone Transplant Institute.

Cirugía para colocar un riñón de cerdo en un humano resulta todo un éxito

De acuerdo a The New York Times, el primero en dar a conocer la historia de éxito fue USA Today, quien reportó la noticia el pasado martes. Desde entonces, se mantuvo al paciente en observación por unos días antes de retirar el riñón de cerdo.

El paciente que participó en la prueba se trató de un hombre en estado vegetal que era donador de órganos registrado. Lastimosamente, sus propios órganos no están en condiciones de ser donados, por lo que su familia accedió a que participara en el estudio, como una forma diferente de colaborar con el bienestar futuro de otros.

Según se sabe, el órgano trasplantado era un riñón perteneciente a un cerdo trasgénico, que fue desarrollado específicamente para evitar el rechazo del cuerpo humano. Eso se logró al inhibir la presencia de ciertos genes que ocasionan una inmediata respuesta de nuestro organismo.

Durante la prueba clínica reciente, se demostró que al menos durante las primeras 54 horas, dichas modificaciones inhiben por completo las respuestas negativas del organismo.

Alta probabilidad de éxito

Para el procedimiento realizado en septiembre, los cirujanos no insertaron por completo el riñón de cerdo en el organismo humano. De hecho, simplemente lo conectaron a través de las venas y canales principales.

De ese modo, pudieron observar cómo el organismo respondía al intercambio de sangre y fluidos con el xenotrasplante. Eso debido a que, en general, las reacciones de rechazo se dan por ese par de elemento. Por lo que, si el riñón de cerdo tuvo éxito funcionando fuera del cuerpo humano, hay una alta posibilidad de que también lo tenga dentro de él.

Un antes y un después para el mundo de los trasplantes

En la actualidad, al menos 12 personas en la lista de espera para donaciones de órganos como riñones mueren diariamente. Asimismo, en total, existen al menos 90.240 estadounidenses que requieren un trasplante de riñón –y eso sin contar a las poblaciones que viven con diálisis constantes, ya que no califican para una cirugía–.

Ahora, con el éxito del reciente procedimiento experimental, podrían darse los primeros pasos para cambiar tan desesperanzadora situación. Todo debido a que se cree que se podrían hacer más trasplantes de riñón de cerdo genéticamente modificado para adaptarse al cuerpo humano.

Igualmente, se ha pensado que los cerdos transgénicos también podrían ser una fuente de otros órganos vitales de alta demanda como corazones, pulmones y demás. Debido a ese motivo, los investigadores consideran que su procedimiento ha presentado un hito en la historia de la cirugía y los trasplantes.

Sin embargo, aún es muy temprano para cantar victoria. Tal como indicó el Dr. Dorry Segev, quien es profesor de cirugía de trasplante en la Facultad de Medicina de Johns Hopkins y no participó la investigación, aún “necesitamos saber más sobre la longevidad del órgano”.

Inicialmente, se ha visto que pueden funcionar bien por poco más de dos días. Pero se sabe que los órganos trasplantados pueden causar problemas hasta meses luego de la operación –cuando es entre humanos–. Por lo que el riesgo de complicaciones con un xenotrasplante puede ser mayor.

Escribir un comentario