El sonambulismo, según organismo como la Fundación del Sueño, “es un trastorno de conducta que se origina durante el sueño profundo y resulta en caminar o realizar otras conductas complejas mientras todavía está dormido en su mayor parte”. En general, todos conocemos tal definición pero… ¿conocemos las causas que nos llevan a caminar dormidos en primer lugar?

Es por ese motivo que, además de entender qué es el sonambulismo, también vale la pena conocer los diferentes catalizadores que lo desatan. De esa forma, tendremos una idea más completa de lo que es dicha parasomnia (trastorno del sueño) y, en el futuro, de cómo hacerle frente.

Caminar dormidos es mucho más común de lo que creemos

A pesar de que no todos hemos experimentado episodios de sonambulismo, la verdad es que siempre hay un porcentaje de la población se ve atacado por el trastorno. En particular, pareciera que los niños son más propensos, según explicó una investigación publicada en el 2015 por JAMA Pediatrics.

Pero eso no hace que los adultos estén exentos del problema. De hecho, al menos 8 millones de estadounidenses se ven aquejados por el sonambulismo, según un estudio de la facultad de medicina de la Universidad de Stanford. De allí que sea importante para todos los grupos etarios comprender las causas que los llevan a caminar dormidos.

Las causas del sonambulismo

Lo que causa el sonambulismo puede ser cualquier cosa, desde la ansiedad y el estrés hasta la mala higiene del sueño y la genética y, aunque suele ser más común en los niños, puede ser realmente problemático en la edad adulta”, comentó el Dr. Angus Nisbet, neurólogo consultor y médico del sueño para WordsSideKick.com.

En otras palabras, las causas que nos hacen caminar dormidos son múltiples y variadas. Cada una de ellas puede afectarnos de distinta forma para infundirnos episodios de sonambulismo y, por ende, deben ser tomadas en cuenta individualmente a la hora de desarrollar posibles tratamientos.

¿Cuestión de genética?

Una de las primeras posibles causas que nos llevan a caminar dormidos puede ser la genética. Según la Fundación del Sueño aproximadamente el 22% de los niños cuyos padres no tienen sonambulismo desarrollarán el trastorno.

Ahora, dicho porcentaje base aumenta a 47% de los niños cuando uno de los progenitores tuvo antecedentes de sonambulismo. Finalmente, si ambos padres han padecido el trastorno, las posibilidades de que su hijo también lo haga suben hasta 61%.

La edad también puede hacer la diferencia…

Sonambulismo

Como ya mencionamos, según la investigación del 2015, al menos el 29% de los niños entre 2 y 13 años se encontrarán con episodios de sonambulismo. Sin embargo, los picos de ocurrencia más altos suelen estar entre los adolescentes.

Eso sobre todo cuando ellos además están expuestos a situaciones que les generen altos niveles de estrés o ansiedad. Finalmente, el porcentaje baja dramáticamente en la adultez, con un 3,6% de los adultos sufriendo de sonambulismo, según la Universidad de Stanford.

…así como el estado de nuestra mente

Como ya adelantamos más arriba, nuestro estado emocional también puede convertirse en una de las causas que nos llevan a caminar dormidos. Todo debido a que problemas psicológicos como enfermedades psiquiátricas o trastornos de estrés postraumático pueden generar pesadillas que induzcan el sonambulismo, según explicó el Dr. Nisbet.

Incitadores externos

Además de todo lo anterior, también vale la pena mencionar que cambios externos pueden hacer que se desencadenen episodios de sonambulismo. En consecuencia, los efectos secundarios de algunos medicamentos pueden convertirse en elementos incitadores.

Asimismo, otros elementos como consumir alcohol o tener la vejiga llena antes de dormir pueden ser causas que nos lleven a caminar dormidos. Incluso, cosas tan sencillas como cambiar la habitación en la que dormidos o tener el sueño interrumpido por las notificaciones del celular puede hacer que caigamos en el sonambulismo.

En resumen:

Cualquier cosa que interrumpa su sueño puede desencadenar un evento de sonambulismo”, comentó Samantha Briscoe, fisióloga clínica principal del London Bridge Sleep Centre en el London Bridge Hospital en Inglaterra.

¿Cómo debemos actuar ante una persona sonámbula?

Actualmente, se tiene la creencia de que despertar a una persona sonámbula puede ser peligroso. Pero, estudios anteriores han comprobado que realmente hacerlo es inofensivo, la persona solo estará un poco confundida y desorientada, pero nada más.

De igual modo, se aconseja que, en caso de encontrar a una persona sonámbula, en lugar de despertarla simplemente se la devuelva a la cama. Para eso, solo habrá que guiarla lentamente, con comandos simples y un tono de voz tranquilo que sea fácil de seguir.

Referencias:

Childhood Sleepwalking and Sleep Terrors. A Longitudinal Study of Prevalence and Familial Aggregation (2015) JAMA Pediatrics: doi:10.1001/jamapediatrics.2015.127

Sleepwalking (2020) Sleep Foundation: https://www.sleepfoundation.org/parasomnias/sleepwalking

Sleepwalking more prevalent among U.S. adults than previously suspected, researcher says (2012) Stanford University School of Medicine: https://med.stanford.edu/news/all-news/2012/05/sleepwalking-more-prevalent-among-u-s-adults-than-previously-suspected-researcher-says.html

Escribir un comentario