Canalys ha compartido su reporte trimestral de distribución de smartphones a nivel global. Samsung vuelve a ganar en este período con el 23% del mercado, 8 puntos por encima de Apple y más de 10 sobre el resto. Sin embargo, estos datos tienen una segunda y una tercera lectura.

Una de estas es que a, pesar de que muchas marcas pudieron cumplir con la demanda, otras como Apple no pudieron. Esto se debe a la crisis de escasez de componentes que afecta a toda la industria tecnológica (y automotriz) desde hace más de un año. Por lo que hubo una caída en ventas, no por falta de interés sino de materia prima.

Asia y su mercado

La otra lectura es que vivo y OPPO pertenecen a la misma compañía, BBK Electronics, por lo que sumando sus porcentajes se quedan en un 20% para llegar al segundo lugar. Otro detalle es que Xiaomi también es de China, por lo que en la distribución por países los números son 34% China, 23% Corea del Sur y 15% Estados Unidos. El resto de los porcentajes se dividen en diferentes regiones y países.

También hay que decir que básicamente todas las empresas pudieron distribuir más o menos la cantidad que el año pasado. La excepción es Apple que subió de 12% a 15%, y eso que estas estadísticas no incluyen el reciente lanzamiento de los iPhone 13. Así que la empresa americana ha conseguido 3 puntos extra en plena pandemia y con escasez de componentes.

Así que los datos de Canalys reflejan muchas cosas, aunque quizá lo más importante es que la escasez de componentes sigue y parece que seguirá por al menos un año más.

Escribir un comentario