La Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO), la agencia científica nacional de Australia, reveló la existencia de un nuevo tipo de virus Hendra en zorros voladores. Con esta noticia, los científicos advierten que el virus podría tener una amplia presencia dentro del país.

Los detalles del patógeno, que puede transmitirse de los zorros voladores a los caballos y de estos a los humanos, se publicaron poco después de su descubrimiento en un equino cerca de Newcastle en Nueva Gales del Sur. Dos nuevos artículos científicos lo describen.

Evidencia de un nuevo linaje del virus Hendra

El virus hendra había sido objeto de monitoreo desde hace algún tiempo, aunque los científicos solo lo habían encontrado en esta especie de murciélago en Queensland y partes de Nueva Gales del Sur.

Sin embargo, en el transcurso del período de 2013 a 2021, los investigadores del Centro Australiano de Preparación para Enfermedades (ACDP) de CSIRO descubrieron una novedad: una nueva forma genética extendida en las regiones de Victoria, Australia del Sur y Australia Occidental. Este se ha denominado HeV-g2.

Al compararlo con los genomas documentados, descubrieron una similitud de 84 por ciento en la secuencia a nivel de nucleótidos. A pesar de ello, la conclusión ue que el virus recién detectado pertenece a la espece HeV, pero ocupa un linaje distinto.

“La similitud genética de este virus con las secuencias detectadas en zorros voladores de cabeza gris sugiere que la variante circula al menos en esta especie”, escriben los autores de un artículo de preimpresión en bioRxiv.

Este se concentró en las muestras recolectadas de un caballo de Queensland en 2015, el cual tenía síntomas consistentes de la infección. El proyecto estuvo a cargo de la Universidad de Sydney y CSIRO, y su conclusión fue similar a la del publicado en Virology Journal.

Un virus aún poco extendido

Hasta ahora, solo se ha informado la transmisión del virus Hendra de los zorros voladores a los caballos en las regiones de Queensland y Nueva Gales del Sur. Sin embargo, la estrecha similitud entre este genotipo 2 y el virus Hendra original sugiere un riesgo potencial para los equinos en cualquier parte de Australia donde se encuentren también zorros voladores.

Mientras tanto, el Dr. Steve Dennis, presidente de Equine Veterinarians Australia, recuerda la importancia de la vacunación de los animales. Esta no solo impediría la propagación del patógeno entre ellos ocasionando pérdidas económicas, sino que también protegería la salud de los humanos.

“Los propietarios y cualquier persona que interactúe con los caballos pueden reducir el riesgo de infección por el virus Hendra y otros virus zoonóticos mediante la vacunación de caballos o humanos cuando esté disponible, usando el equipo de protección personal apropiado y buscando atención veterinaria para los caballos enfermos”.

Virus Hendra: de zorros voladores a caballos, y de estos a los humanos

En cuanto a la transmisión de animales a humanos, es poco común. Por el momento, nunca se ha informado que el virus Hendra salte directamente de los zorros voladores a los humanos. Hasta ahora, la transmisión solo ha ocurrido de caballos infectados a humanos, y se espera que con esta nueva variante esta dinámica se mantenga.

“Y dadas las similitudes, aunque se necesita más investigación, esperamos que la vacuna contra el virus Hendra existente para caballos también funcione contra este nuevo tipo”, dijo la Dra. Kim Halpin, experto de referencia y científica del CSIRO. Aún así, este hallazgo es de interés para la ciencia y ameritará nuevas investigaciones en zorros voladores.

Referencias:

A new Hendra virus genotype found in Australian flying foxes. https://virologyj.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12985-021-01652-7#ethics

Novel Hendra virus variant detected by sentinel surveillance of Australian horses. https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2021.07.16.452724v3

Escribir un comentario