Una obra de arte que se creía perdida ha sido recuperada gracias a investigadores de la University College of London (vía: TheNextWeb). Se trata de “The Lonesome Crouching Nude” (El solitario agachado desnudo”) que se descubrió en 2010, una pintura de Picasso que estaba debajo de otra.

Se sospecha que el pintor español pintó sobre esta debido a que la compra de materiales requería un esfuerzo económico y probablemente estaba en un mal momento económico. La obra que pintó sobre esta es “La comida del ciego”, una pintura muy famosa que ocultó a la otra desde 1903.

La comida del ciego.

Debajo del lienzo

Obviamente la pintura de abajo no se puede recuperar sin dañar la otra así que George Cann, candidato a doctorado en la Agencia Espacial del Reino Unido y Anthony Bourached, investigador de machine learning en la UCL, utilizaron una técnica para recrear obras de arte perdidas.

Primero se usaron rayos X e infrarrojo para revelar la pintura debajo de la otra. El infrarrojo entonces procede a revelar los distintas partes que separan una imagen de la otra. Luego se usa una red neural artificial entrenada con todos los trabajos de Picasso conocido, esto le permite reconocer los trazos del pintor.

Entonces se crea un mapa de calor con la pintura escondida y finalmente se imprime sobre un lienzo en 3D para que tenga el mismo tamaño que la pintura original. El resultado es bastante bueno y los investigadores consideran que a Picasso le habría gustado recuperar su pintura.

La pintara recreada

De hecho, un personaje muy parecido al de The Lonesome Crouching Nude” aparece en otro cuadro, La vida. Ambos se pintaron en el mismo año, así que los investigadores sospechan que Picasso usó el mismo lienzo para otra pintura por extrema necesidad.

Vale acotar que en la comunidad artística ya hay muchas discusiones sobre si las obras tienen el mismo valor tras tanto tiempo. Imaginamos que el debate alrededor de una pintura recreada por IA será aún más encarnizado. No obstante, el poder recuperar una pintura que probablemente se habría perdido de no ser por la IA, es para celebrar.

Escribir un comentario